Inicio España La Generalitat exige al Gobierno que pida perdón por el fusilamiento de...

La Generalitat exige al Gobierno que pida perdón por el fusilamiento de Lluís Companys

El vicepresidente del Govern en funciones de presidente, Pere Aragonès, ha exigido este miércoles al Gobierno central que pida perdón por el fusilamiento de Lluís Companys y que se “repare” lo que ha tachado de un “auténtico crimen de Estado”. Además, durante su intervención en la ceremonia de homenaje celebrada hoy en el Parlament, ha puntualizado que esa reparación se debe efectuar “con la misma firmeza y el mismo honor que Alemania pidió perdón por los crímenes del nazismo”.

En una línea similar se han expresado la consellera de Justícia, Ester Capella, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, que han destacado que tanto Francia como Alemania pidieron perdón formalmente a la Generalitat por la deportación de Companys tras ser detenido por la Gestapo. Lo chiieron el presidente François Mitterrand y del canciller Helmut Kohl. Algo que ha contrapuesto al hecho de que ningún representante del Gobierno o de la jefatura del Estado lo haya hecho en estos 40 años posteriores a la dictadura. “Al silencio del franquismo le siguió la amnesia de la Transición”; ha remarcado en ese sentido Torrent, que ha recordado que justo hace hoy un año se conoció la sentencia de los líderes del procés y del referéndum del 1-O.

Tal día como hoy se celebró el consejo de guerra en que el dirigente catalanista, que presidió tanto la Generalitat como el Parlament y llegó a ser ministro del Gobierno durante la Segunda República, fue condenado a muerte. Fue fusilado temprano por la mañana el 15 de octubre de 1940.

El Ejecutivo catalán, mediante una ley, ya anuló el consejo de guerra en el que fue condenado a muerte, tachado en el acto de hoy de “farsa”, y han echado en cara al Estado que no haya hecho lo propio. Con todo, el Consejo de Ministros (del PSOE) aprobó en diciembre de 2018, en una reunión celebrada de forma inusual en Barcelona, una declaración de reparación, reconocimiento y restitución de la plena dignidad de Companys y de rechazo a la su condena y ejecución por parte del régimen franquista. Un gesto que el Ejecutivo catalán consideró que llegaba 40 años tarde y que era insuficiente.

Este miércoles se ha celebrado el acto de homenaje conjunto de la Cámara catalana y del Govern. Mañana por la mañana tendrán lugar las tradicionales ofrendas florales en Montjuïc y por la tarde se instalará el adoquín Stolpersteine en memoria de Companys en la plaza Sant Jaume de Barcelona. Aragonès, junto con la consellera Presidència y portavoz, Meritxell Budó, encabezará los actos en nombre del Ejecutivo catalán.

Los tres dirigentes de Esquerra Republicana que han participado en el homenaje de hoy en nombre de las instituciones han recordado la figura de Companys y han destacado que no solo defendía el catalanismo, sino otros valores como la justicia social, el republicanismo y la democracia. “Estaba movido por la búsqueda de la justicia y de la igualdad”, ha afirmado Aragonès. Capella, por su parte, ha señalado que sus ideales eran “los de cualquier sociedad actual democrática” y ha valorado que la nueva ley de memoria del Gobierno, que aún no se ha debatido en el Congreso, “llega tarde”.

Al acto han acudido representantes de todos los grupos menos de Ciudadanos y PP, el expresidente de la Cámara catalana, Joan Rigol, el concejal de derechos de ciudadanía del Ayuntamiento de Barcelona, Marc Serra, el director del Memorial Democràtic, Jordi Font, la directora general y el subdirector general de Memòria Democràtica, Gemma Domènech y Àlex Quintana, y Mariona Companys, descendiente del homenajeado.