Inicio España La Policía sólo permite más de una persona por coche si hay...

La Policía sólo permite más de una persona por coche si hay justificación y distancia entre ocupantes

El coronavirus en España y en el mundo, en directo

Ordena limitar la publicidad sobre incautación de material sanitario, «valorando si el destino es adecuado o no para inmovilizarlo»

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) –

La Policía Nacional ha remitido un oficio con fecha de 21 de marzo a los servicios centrales y jefaturas superiores en el que clarifica la actuación en los numerosos controles de coches particulares o traslados en taxis y VTC: sólo se permite que viaje más de una persona si el conductor va acompañado de personas dependientes o vulnerables, y también ante «causas justificadas», aunque los ocupantes tienen que «mantener la máxima distancia posible dentro del vehículo».

El oficio, al que ha tenido acceso Europa Press, lo firma el director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, José Ángel González, uno de los técnicos del Ministerio del Interior dentro del comité de seguimiento del estado de alarma por el Covid-19 que ofrece todos los días una rueda de prensa desde el Palacio de la Moncloa.

El documento clarifica algunos aspectos con «criterios de actuación» haciendo mención a las reuniones de coordinación celebradas en la Secretaría de Estado de Seguridad y recuerda que hay que actuar de forma general con «racionalidad, proporcionalidad y necesidad». El Gobierno lleva días diciendo que ha acabado el tiempo de pedagogía e información de las restricciones, y que los ciudadanos que burlen la orden de confinamiento serán sancionados.

Además, se establecen criterios ante operaciones en las que se intervenga material sanitario, pidiendo que, si es en tránsito, se «valore si el destino de la mercancía es adecuado o no para proceder a su inmovilización», limitando dar traslado de forma inmediata a la opinión pública.

El estado de alarma obliga a las empresas a comunicar y poner al servicio del Gobierno mascarillas o guantes con la idea de mejorar el abastecimiento. Tanto la Policía como la Guardia Civil han informado de este tipo de operaciones.

PERSONAL SANITARIO Y DEPENDIENTES

El primer punto del oficio del ‘número dos’ de la Policía menciona la necesidad de «facilitar lo máximo posible el tránsito del personal sanitario a sus centros de trabajo, tanto a la entrada como a la salida».

Al margen de estos desplazamientos en coche, se pide a los agentes que permitan el movimiento acompañados por otra persona de «personas dependientes, con discapacidad intelectual, especialmente vulnerables o con trastornos de conducta diagnosticados, aunque queden fuera de los casos permitidos por el real decreto».

El real decreto que estableció el estado de alarma permite desplazamientos individuales para cuestiones como ir o volver del puesto de trabajo; ir a comprar productos de primera necesidad, comida o medicamentos; por motivos relacionados con gestiones bancarias o de seguros; o para ir a centros médicos.

«En los vehículos particulares solo podrá ir la persona que conduce», dice el oficio de la Policía, pero a continuación se añade que se deben permitir desplazamientos de más de una persona «siempre que mediasen causas justificadas».

Si es así, los agentes deben velar por que «los ocupantes mantengan la máxima distancia posible dentro del vehículo». «También podrán circular el conductor con otra persona, siempre que estén alejados lo más posible, cuando haya otras circunstancias excepcionales que lo justifiquen».

SERVICIO DE TAXIS Y VTC

En el oficio se menciona el servicio de taxis y vehículos VTC: «El criterio general es el de una única persona además del conductor, si bien se puede ampliar ese número a más pasajeros de acuerdo a la causística mencionada en el párrafo anterior».

Se menciona, además, que los agentes encargados de controles dispondrán de conos y vallas de la Dirección General de Tráfico, dependiente del Ministerio del Interior, y que las notarías tienen la consideración de servicios públicos, al igual que los juzgados y tribunales.