Inicio España Lesmes señala a Jourova que la única anomalía democrática en España es...

Lesmes señala a Jourova que la única anomalía democrática en España es la no renovación del CGPJ y culpa a los partidos

Traslada a la vicepresidenta comunitaria las disfunciones que la reforma legal sobre el CGPJ ha causado en TS y TC

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) –

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, se ha reunido este miércoles con la vicepresidenta de la Comisión Europea a cargo de evaluar el Estado de Derecho en los estados miembro, Vera Jourova, y le ha asegurado que la única anomalía democrática que hay en España es que el CGPJ lleve más de tres años en funciones, al tiempo que ha culpado de ello a los partidos políticos por la falta de acuerdo para desbloquear la situación.

Según ha informado el CGPJ en un comunicado, Lesmes ha expuesto a Jourova que la única anomalía democrática que existe hoy en España en relación con el Poder Judicial es precisamente la no renovación de los miembros de su órgano de gobierno, que llevan en funciones desde el 4 de diciembre de 2018.

Además, le ha indicado que la situación de interinidad del CGPJ es un problema únicamente atribuible a las fuerzas políticas con representación parlamentaria, dado que no han llegado a un acuerdo sobre el momento y la forma de llevar a cabo esa renovación con transparencia y normalidad democrática.

En consecuencia, ha reiterado que es inaplazable que se complete el proceso de renovación que, como presidente del CGPJ, puso en marcha el 3 de agosto de 2018 con la remisión a los presidentes del Congreso y del Senado de sendas cartas en las que ponía en su conocimiento la próxima finalización del mandato del CGPJ y el envío de los datos del escalafón de la Carrera Judicial y del registro de asociaciones judiciales.

Lesmes también ha querido explicar a Jourova que la urgencia en la renovación viene asimismo determinada por las consecuencias de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) que fue aprobada en marzo de 2021 y que impide que un CGPJ caducado haga nombramientos discrecionales en la cúpula judicial.

A este respecto, le ha indicado que dicha reforma está provocando graves disfunciones en el Tribunal Supremo (TS) –que ya cuenta con 14 vacantes en su planta de magistrados– y que ahora afecta también a la renovación parcial del Tribunal Constitucional (TC) porque el CGPJ no puede proponer a sus dos candidatos.

REIVINDICA QUE LOS JUECES SON INDEPENDIENTES

Por otro lado, ha defendido ante Jourova que, a pesar de la apariencia de politización de la Justicia que pueda derivarse del sistema parlamentario de elección de los vocales del CGPJ, la judicatura es absolutamente independiente en España, subrayando que esta independencia está garantizada precisamente por el CGPJ.

Lesmes ha razonado que prueba de esa independencia son los numerosos procedimientos judiciales relacionados con partidos políticos o con instituciones del Estado tramitados en los últimos años en España con absoluta normalidad.

En la misma línea, le ha mencionado el resultado de los barómetros de opinión que periódicamente realiza la empresa Metroscopia para el CGPJ, que revelan que la inmensa mayoría de los miembros de la carrera judicial se siente totalmente independiente para tomar decisiones en el ejercicio de su función jurisdiccional.

Por último, Lesmes ha ofrecido a la vicepresidenta de la Comisión Europea distintos datos sobre la carrera judicial, destacando que está compuesta en un 56% por mujeres y que su pluralidad ideológica es reflejo de la de la sociedad española.

La reunión con el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo se enmarca en la ronda de contactos que Jourova está teniendo esta semana con distintas autoridades de cara al próximo informe anual sobre el Estado de Derecho en España, que se publicará en julio.

La dirigente europea ya se ha visto con los ministros de la Presidencia, Félix Bolaños, y Justicia, Pilar Llop, y ha comparecido ante la Comisión de Justicia del Congreso para insistir en que es «clave» que España se ocupe de la renovación del CGPJ y urgir a estudiar una posible reforma del sistema de nombramiento de sus vocales para que se ajuste a los estándares europeos, los cuales imponen que al menos la mitad de sus miembros sean designados por los propios jueces.

Publicidad