Los incendios de Galicia dejan por el momento dos muertos

Más de 80 incendios forestales queman desde este sábado Galicia, donde la Xunta habla de una “clara intencionalidad” y donde este domingo por la tarde había “riesgo real para la población” en Pazos de Borbén (Pontevedra), Ponteareas (Pontevedra), Cervantes (Lugo) y San Cristovo de Cea (Ourense), que han provocado que mueran dos personas en la localidad de Nigrán, al quedar atrapadas dentro de un vehículo el cual fue alcanzado por las llamas.

La Consellería del Medio Rural ha informado de “incendios forestales activos en las cuatro provincias gallegas, tras la aparición de múltiples nuevos focos en Lugo, y con un total de 4.000 hectáreas ya quemadas.

Tampoco ayudan los restos del Huracan Ophelia que azota la zona y provoca fuertes rachas de viento que hacen propagar las llamas más rápidamente.

Como explican medios locales, se está viviendo “un infierno de fuego y ceniza”, con carreteras cortadas y vecindarios en alerta.

Siempre según la Consellería, en las labores de extinción colaboran 350 brigadas, 220 motobombas, cuarenta palas y una veintena de medios aéreos además de 160 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) con el agravante de que también en Portugal se han producido incendios, por lo que es necesario redoblar refuerzos en la frontera.

“Galicia sufre en las últimas horas una elevada actividad incendiaria, con clara intencionalidad y virulencia”, con ochenta fuegos desde ayer (sábado)”, según la Consellería del Medio Rural, que ha ordenado numerosas evacuaciones y desalojos.

“Primero fueron los parques naturales y ahora fue Pontevedra en cuatro focos importantes que abarcan cuatro municipios”, explican también fuentes oficiales, haciendo hincapié en que “un elemento que está dificultando las tareas de extinción es la proximidad de fuegos procedentes de Portugal, con una gran virulencia”. Aparte hay vientos cambiantes.

Además de velar por el bienestar de las personas, las autoridades también están preocupados por la fauna.

Los daños en general se estiman “incalculables”.

Efectivos del servicio de Bomberos durante las labores de extinción del incendio producido en la parroquia de Cures, Boiro, en la Sierra del Barbanza. FOTO: EFE
Efectivos del servicio de Bomberos durante las labores de extinción del incendio producido en la parroquia de Cures, Boiro, en la Sierra del Barbanza. FOTO: EFE
Vista del incendio cercano al pueblo de Pieles (San Cristovo de Cea), en donde ha sido necesario decretar el nivel 2 de alerta por proximidad a las viviendas. FOTO: EFE
Vista del incendio cercano al pueblo de Pieles (San Cristovo de Cea), en donde ha sido necesario decretar el nivel 2 de alerta por proximidad a las viviendas. FOTO: EFE
Un retén de bomberos en el incendio cercano al pueblo de Pieles (San Cristovo de Cea), en donde ha sido necesario decretar el nivel 2 de alerta por proximidad a las viviendas. FOTO: EFE
Un retén de bomberos en el incendio cercano al pueblo de Pieles (San Cristovo de Cea), en donde ha sido necesario decretar el nivel 2 de alerta por proximidad a las viviendas. FOTO: EFE
Los servicios de emergencias han activado hoy la situación dos, de riesgo para núcleos poblados, en sendos incendios en Boiro (A Coruña) y Pazos de Borbén (Pontevedra), informa el 112. FOTO: EFE
Los servicios de emergencias han activado hoy la situación dos, de riesgo para núcleos poblados, en sendos incendios en Boiro (A Coruña) y Pazos de Borbén (Pontevedra), informa el 112. FOTO: EFE
GEfectivos del servicio de Bomberos durante las labores de extinción del incendio producido en la parroquia de Cures, Boiro, en la Sierra del Barbanza. FOTO: EFE
GEfectivos del servicio de Bomberos durante las labores de extinción del incendio producido en la parroquia de Cures, Boiro, en la Sierra del Barbanza. FOTO: EFE
Una vecina del pueblo de Pieles (San Cristovo de Cea), en donde ha sido necesario decretar el nivel 2 de alerta por proximidad a las viviendas. FOTO: EFE
Una vecina del pueblo de Pieles (San Cristovo de Cea), en donde ha sido necesario decretar el nivel 2 de alerta por proximidad a las viviendas. FOTO: EFE
Loading...