Manuel Azuaga, un presidente continuista y de transición para la nueva Unicaja sin Medel

Manuel Azuaga tiene 69 años. Su edad confirma que el nuevo ‘comandante en jefe’ de Unicaja Banco, la mayor entidad financiera de Andalucía, el sexto grupo bancario de España, será un presidente continuista y de transición. Azuaga pilota ya la nueva Unicaja sin Braulio Medel, el histórico banquero andaluz, retirado en la Fundación Bancaria Unicaja, propietaria del 90,8% de la entidad.

[Manuel Azuaga releva a Braulio Medel como presidente de Unicaja]

Azuaga, licenciado en Filosofía y Letras, es un hombre con 43 años de experiencia en el sector. De familia arraigada malagueña (su padre fue jefe de taquillas del desaparecido Club Deportivo Málaga) siempre ha estado vinculado a la ciudad y excepto los cuatro años que fue presidente de AENA (2004-2008) con Magdalena Álvarez de ministra de Fomento siempre ha vivido en la ciudad andaluza. Eso sí, conserva su abono del Real Madrid. Uno de sus hijos trabaja en un banco ajeno a la entidad. Su hija, periodista, es empleada de Unicaja.

“Con él no van a cambiar grandes cosas. Es un directivo muy duro y exigente, y bien firme en las decisiones que toma, no el típico que un día te dice una cosa y a la semana siguiente te dice lo contrario y no sabe dónde tirar”, subraya a El Confidencial un mando intermedio de la entidad. Le consideran alguien previsible y “muy conservador, como ha sido el banco en la etapa de Medel”.

Sin revoluciones

Nadie en Unicaja, ni en las instituciones, ni en el sector en toda España (tampoco en Europa), esperan de Azuaga algo revolucionario, un giro brusco de timón. Más bien lo consideran una versión 2.0. de Braulio Medel, su venerado jefe, que moldeó al hoy presidente desde finales de la década de los noventa cuando vio el potencial que tenía como directivo y los buenos contactos con los que contaba en la sociedad malagueña y en el PSOE. En los primeros años 2000, defendió en el socialismo malagueño a la entonces secretaria general provincial, Marisa Bustinduy. Nunca ha ocultado su ideología de izquierdas. Llegó a estar en el Comité Director del PSOE-A.

Con él no van a cambiar grandes cosas. Es un directivo muy duro y exigente, y bien firme en las decisiones que toma, no cambia de idea

Medel encargó a Azuaga continuos retos, como el de coordinador del proceso de fusión con Cajasur. Él era el encargado de analizar las cuentas de Cajasur cuando Unicaja quería absorber a la entidad cordobesa en el año 2010. Hay un cargo que pasó desapercibido en el mundo de las altas finanzas que resulta clave para explicar al personaje. En su etapa de director territorial de Málaga capital estaba al tanto de los detalles, conocía perfectamente los nombres de los empleados y asumía todo el control. No se movía nada sin que él lo supiera.

“Al final un banco son sus oficinas y su red comercial y la implantación en Málaga capital, donde es la entidad de referencia, es lo más importante”, apuntan fuentes de Unicaja, que señalan clave su conocimiento profundo de la entidad. “Se prefiere a alguien como él, que lo ves venir y sabe cómo trabaja, que a otro que sea una estrella y no sepa qué es el banco”, insisten estas fuentes. También expresan su “tranquilidad” ante esta nueva etapa de Unicaja. “Prefiero a Manolo Azuaga que la aventura que hubiera sido alguien de fuera. Mira, con todos sus defectos, que los tiene, Braulio Medel ha conseguido que seamos una entidad solvente”.

Braulio Medel, expresidente de Unicaja. (EFE)

Manuel Azuaga se enfrenta al reto de la salida a Bolsa, pospuesta varias veces, y que estaba prevista en principio para este año. Su experiencia como director de sociedades participadas juega a su favor, al igual que los contactos que hizo en la capital durante su etapa en AENA. Durante su etapa en Fomento dio un impulso a la ampliación del aeropuerto de Málaga y también a la tercera pista del aeropuerto de El Prat. Por esta infraestructura llegó a estar imputado por una asociación de vecinos de Gavà (Baix Llobregat) que pedía hasta tres años de cárcel por los ruidos. En noviembre de 2015 fue absuelto.

Presidente de Ceiss

El nuevo presidente, que ya lo era del Banco Ceiis, resultante de la fusión de Caja España-Duero, también deberá ser capaz de elevar una propuesta solvente para elegir a un nuevo consejero delegado en Unicaja Banco. Se trata del puesto que acaba de dejar Manuel Azuaga, y que compaginaba desde 2013 con una de las vicepresidencias (la primera corresponde a Manuel Atencia, exdiputado en el Congreso y expresidente del PP de Málaga). La decisión del nombramiento del CEO no se tomará a la ligera y además deberá tener el visto bueno del Banco de España y del Banco Central Europeo.

Además de Azuaga, los otros dos pesos pesados en la gestión diaria de la entidad son los directores generales José Luis Berrendero (responsable del área comercial) y Ángel Rodríguez, al frente de la Dirección General de Desarrollo Estratégico y Banca de Inversión). Ni Berrendero ni Rodríguez parecen contar en principio con grandes opciones para ser el nuevo CEO de la entidad. Tampoco José Manuel Domínguez, catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Málaga y director de la División de la Secretaría Técnica, que ha asumido también las funciones del ya ex secretario general, Ángel Fernández Noriega, investigado en el caso Ausbanc. Fernández Noriega se ha prejubilado de la entidad con 64 años.

En la ‘Casa Blanca’, como se le conoce a la entidad radicada en la Avenida de Andalucía de Málaga, no se esperan muchos cambios en la etapa Azuaga, que ha conseguido el puesto que siempre soñó Magdalena Álvarez tras dejar de ser ministra.

Loading...