Mariano Rajoy asistirá al funeral de la exalcaldesa de Valencia aunque la familia no quiere 'políticos'

Mariano Rajoy asistirá este jueves 24 de noviembre de 2016 en Valencia a la misa funeral por la exalcaldesa de la ciudad Rita Barberá pese a que la familia había demandado que fuera de carácter íntimo y no hubiera presencia de ‘políticos’ (¡Claro que Podemos no llora por Rita!: ya derramó todas las lágrimas por Chávez).

El presidente del Gobierno y del Partido Popular, para cumplir ese requisito, sólo aparecéra allí como ‘amigo’ de la fallecida (Alfonso Rojo: “El acojone del PP permitió el hostigamiento a Rita Barberá”).

Desde primera hora de la mañana, personalidades del mundo de la política y de la sociedad valenciana se están acercando al tanatorio municipal para transmitir sus condolencias a los familiares y amigos de la exalcaldesa valenciana (La escalofriante profecía de Cospedal hace nueve meses: “Hasta que Rita Barberá no muera de un infarto, no van a parar”).

Rajoy, al que Barberá definió en varias ocasiones como un “amigo”, admitió poco después de conocer su muerte que se sentía “enormemente apenado” y que se le hacía “muy duro” asimilarlo (Inmundicia podemita en Twitter con la muerte de Barberá: “Santa Rita, lo que el PP te da un infarto te lo quita”).

El funeral en memoria de Rita Barberá se celebrará este jueves a las 16.00 en el tanatorio del Cementerio General de Valencia. La familia Barberá ha expresado con un comunicado su deseo de que la ceremonia sea “íntima” y a ella acudan solo familiares y amigos. Prefieren que al homenaje no asistan dirigentes de instituciones públicas ni de partidos políticos.

José María Corbín, cuñado de Barberá, ha precisado que políticos como Rajoy pueden ir “como amigos”, pero no como “representantes políticos”, es el “matiz”, ha resumido en una entrevista en la cadena Cope (Los patosos de la revista ‘El Jueves’ reseñan con una viñeta atroz la muerte de Rita Barberá).

El familiar ha asegurado que ha muerto “de pena” y que “los suyos”, en referencia al PP, han tenido una aportación fundamental.

“La tenían en una tensión permanente que ha ido minando su salud (…) Han podido con ella”.

La exalcaldesa valenciana fue, hasta hace poco más de un año, el principal referente del PP en la región. Tras casi un cuarto de siglo como regidora de la tercera ciudad de España, logró sortear numerosos casos de corrupción. Hasta que llegó la operación Taula, que la obligó a entregar su carné del PP tras 40 años de vida política y a declarar ante el Tribunal Supremo hace apenas tres días como investigada por blanqueo de capitales en el PP valenciano.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha transmitido sus condolencias a la familia de Barberá y aunque ha calificado su figura de “controvertida” ha insistido durante una entrevista en Catalunya Radio en que “no es día para alimentar polémicas”.

El jefe del Ejecutivo viajará a Valencia tras mantener por la mañana un encuentro en La Moncloa con los agentes sociales para intentar reactivar el diálogo social. La cita, prevista en un principio a las 11.30, se ha adelantado una hora y media para que Rajoy pueda viajar a la capital del Turia.

A pesar de que el PP pidió a Barberá que abandonara el partido hace ya dos meses, tras abrirle el Tribunal Supremo la causa por presunto blanqueo, los populares se esforzaban este miércoles por despedir a la exalcaldesa de Valencia como una de los suyos. El partido emitió un comunicado en el que expresaba su “más profundo dolor” por la muerte de Barberá, de la que elogió su “servicio público”: “Consagró su vida a Valencia y a España. Su obra quedará en la memoria de todos los ciudadanos”.

El comunicado de pésame de José María Aznar incluyó un reproche a la formación.”Ha muerto habiendo sido excluida del partido al que dedicó su vida. Y lamento que haya muerto antes de ver archivada la causa abierta contra ella y, con ello, restablecido el buen nombre que para mí siempre tuvo”, declaró el expresidente del Gobierno.

Loading...