Mas-Colell defiende un gobierno técnico a la espera de Puigdemont

¿Cómo gobernará el independentismo sin Carles Puigdemont ni Oriol Junqueras? ¿Puede gobernar? El exconsejero de Economía Andreu Mas-Colell pide una vía alternativa para que el independentismo gobierne la Generalitat. Y reclama un gobierno “técnico” que, incluso, agote toda la legislatura de cuatro años, a la espera de que Puigdemont pueda solventar su situación, sin renunciar, por tanto, a la figura del expresidente. Una idea que secunda Artur Mas, y que puede mover las cosas en el seno del independentismo.

Mas-Colell sigue influyendo en el soberanismo. Nunca ha dejado de hacerlo. Principalmente en las últimas semanas, al apoyar sin fisuras a Elsa Artadi, que fue, bajo su mandato como consejero de Economía, directora de Tributos, y que ha ejercido en las elecciones del 21D como directora de campaña de Junts per Catalunya, la lista electoral de Puigdemont.

Artadi, por tanto, sigue en primera línea para presidir ese supuesto gobierno técnico, que, según Mas-Colell, debería poder agotar toda la legislagura de cuatro años.

Consensuar el candidato con ERC

En el complicado organigrama que se ha establecido entre el PDeCAT y el núcleo de dirigentes que arropa a Puigdemont, Mas-Colell juega un papel central, porque es también quien trata de aportar alguna vía de solución “posibilista”, como apuntan fuentes independentistas.

Sin renunciar a Puigdemont, con la defensa del “presidente en el exilio” lo que pretende el exconsejero, que tiene también el apoyo de Artur Mas, es que se busque una salida para que el independentismo no desaproveche la oportunidad de seguir gobernando la Generalitat. Y, por su puesto, la mejor posicionada para ello es Artadi, una persona de confianza también de Puigdenont que ha ejercido en los dos últimos años como coordinadora interdepartamental de la Generalitat.

El problema es que esa apuesta por Artadi debería conseguir el apoyo de ERC, algo muy complicado en estos momentos. Sin embargo, la prisión de Junqueras deja a los republicanos sin fuerzas para plantear una lucha por otro candidato. ¿Qué nombre se podría consensuar?

Mantener el pulso con el Gobierno

La propuesta de Mas-Colell, que ha transmitido al núcleo de Puigdemont y que ha difundido también en una tribuna de opinión en el diario Ara, ha comenzado a calar entre los partidos independentistas. La idea es que sólo Puigdemont y Junqueras mantengan sus actas de diputados, aunque no puedan participar en el Parlament. Eso garantizaría 68 diputados independentistas, es decir, la mayoría absoluta, aunque con el apoyo vital de los cuatro escaños de la CUP.

El objetivo es gobernar y mantener el pulso con el Gobierno, con Puigdemont en el exilio y Junqueras en prisión: se consigue no perder la oportunidad de seguir en la Generalitat y de mantener la llama subversiva con los dos mandatarios en fuera de juego por culpa de la justicia española.

Faltan ocho días para que el independentismo juegue todas sus cartas, hasta la constitución de la Mesa del Parlament.

Loading...