Medio centenar de izquierdistas radicales dan una paliza a dos agentes de la Guardia Civil y a sus parejas en Navarra

Un grupo de proetarras en una manifestación.

Un grupo de proetarras en una manifestación.

Dos agentes de la Guardia Civil fuera de servicio y sus parejas han sido agredidos esta madrugada en la localidad navarra de Alsasua por un grupo de medio centenar de personas pertenecientes a la izquierda abertzale, según ha comunicado la delegación del Gobierno, que ha precisado que uno de los agentes ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente por las lesiones sufridas y que dos de los agresores ya han sido detenidos por un delito de lesiones, según informa el grupo Intereconomía. La investigación sobre lo sucedido está abierta y los agentes autonómicos no descartan que puedan producirse nuevos arrestos y que al delito ya imputado se sumen otros.

La Unión de Guardias Civiles (UniónGC) ha indicado que los hechos han tenido lugar sobre las 05:00 de la madrugada  en Alsasua (Navarra)en un bar donde se encontraban con sus parejas un teniente y un sargento. “Según tenemos constancia, las personas que presuntamente han hecho esta agresión podían estar vinculadas al movimiento denominado “Ospa Eguna” (día de la huida), de la izquierda radical abertzale, para reclamar la expulsión de las fuerzas de seguridad estatales de País Vasco y Navarra, una vieja reclamación de ETA”, ha precisado la UGC en un comunicado.

El secretario general de asociación, Ramón Rodríguez, ha confirmado que uno de los agentes ha sido operado por una fractura en el tobillo y el otro se encuentra ingresado. Sus parejas han sido dadas de alta, aunque una de ellas precisa de collarín en el cuello.

Además, ha señalado que el teniente herido es el oficial que salió en auxilio de ex presos etarras que se quedaron atrapados en la nevada del pasado mes de marzo en la Comunidad Foral y ha pedido que “la ley actúe con todo el peso y rigor sobre los agresores”, a los que ha acusado de actuar de tal forma “por el mero hecho de ser guardias civiles las víctimas”.

En este sentido, ha expresado su “rotunda condena por este acto de unos salvajes y desaprensivos por promover una cultura de odio hacia las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en este caso en particular hacia el cuerpo de la Guardia Civil” y ha señalado que esperarán a conocer todos los detalles y estudiarán “los posibles actos jurídicos que se pudieran emprender en defensa” de sus compañeros y para “perseguir judicialmente a los agresores”.

“Estos pseudo terroristas sólo saben atacar en manada”

El presidente de la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC-Profesional), José Antonio Méndez, ha querido trasladar su condena por lo sucedido y apoyo a los compañeros atacados, y ha insistido en que los políticos “deben ayudar a la convivencia”. “Para ello deben alzar la voz contra las campañas de acoso y odio a los agentes de los Cuerpos de Seguridad y no permitir los homenajes a asesinos”.

Por otra parte, desde la Asociación pro Guardia Civil (AproGC) han llamado “cobardes” a los “40-50 muchachitos pseudo terroristas que amparados en la masa han agredido a cuatro ciudadanos, dos guardias civiles y sus parejas, mientras pretendían disfrutar de un rato de tranquilidad en la localidad navarra de Alsasua”. “Cuarenta o cincuenta, porque ni cuatro, ni seis, ni diez de esta basura de cobardes se hubieran atrevido, ya que solo saben atacar en manada, como hienas, embozados no vaya a ser que alguien les pueda reconocer y tengan que dar la cara, a traición”.

Ha asegurado que “en nuestro ordenamiento jurídico existe un delito para perseguir el odio contra otras personas solo por el hecho de su condición social”. “¿No es acaso odio lo que han demostrado esta chusma contra cuatro personas, solo porque dos de ellos son guardias civiles? Entendemos que esta conducta se encuentra plenamente contemplada en ese delito, por lo que esperemos que la justicia caiga con todo su peso sobre los agresores. Veremos a ver quién es el que apoya a nuestros compañeros y condena esta agresión o quien los califica de hombres de paz”.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), asociación que engloba todas las Escalas y Empleos de la Guardia Civil, ha mostrado su repulsa e indignación “ante estas agresiones fruto del odio y el extremismo que sufren las fuerzas de seguridad en especial la Guardia Civil” en un comunicado. “Una vez más los ‘valientes gudaris’ haciendo gala de una cobardía sin parangón y valiéndose de una superioridad manifiesta se han lanzado cual jauría de perros rabiosos contra unos servidores públicos por el simple pecado de ser Guardia Civil. No contentos con su gran hazaña por la salvaje agresión y a sabiendas que serán declarados héroes en sus localidades de origen danzando aurreskus de honor, como a otros terroristas, completaron su “audaz” batalla agrediendo a su vez a las parejas femeninas de los Guardias Civiles causando lesiones de distinta gravedad a todos ellos”, ha señalado.

“La Asociación Española de Guardias Civiles espera y desea del Juzgado correspondiente una pena acorde con la gravedad de los hechos aplicando la ley con toda firmeza”, ha sentenciado.

Loading...