Montoro: “No sé cómo se pagó el 1-O; pero no con dinero público”

0

16.04.2018 11:38 h.

3 min

Cristóbal Montoro insiste: “Yo no sé con qué dinero se pagaron esas urnas de los chinos del 1 de octubre, ni la manutención de Puigdemont. Pero sé que no con dinero público”. El ministro de Hacienda asegura que desde septiembre, cuando intervino las cuentas de la Generalitat, no se han usado fondos públicos para el procés. Eso, indica, solo podría haberse producido si un funcionario hubiera incurrido en un delito de falsificación.

“Por eso hay una investigación judicial en marcha. Pero la malversación no requiere solo desvío de fondos; es también abrir un recinto público para una cto político ilegal, por ejemplo”. Lo dice en una entrevista publicada este lunes en El Mundo, en la que también recuerda que el control del ministerio sobre el dinero de la Generalitat continúa: una interventora pasa cuentas una vez por semana con Montoro. Si no lo hace, indica, se arriesga a pena de cárcel.

El ‘procés’ y el Gobierno

Según el titular de Hacienda, el procés tiene “bastante que ver con la crisis económica. Hay una crisis de ingresos del Estado que impide asumir las facturas y llega Mas y pide un pacto fiscal. ¡Pero si no teníamos ni para los proveedores!”. Considera que el Gobierno de Mariano Rajoy llegó para “salir de la crisis”, por lo que no cree que hayan tardado en hacer frente a uno de los principales problemas que tiene España actualmente: el conflicto catalán.

En 2014, cuando se produjo la consulta del 9N, “estábamos a lo importante: a que Cataluña progrese, que es lo que no quieren los independentistas”. Y se explica: “Si los catalanes progresan dentro de España, los independentistas se quedan sin argumento más allá del sentimental. Yo tengo indicadores semanales de cómo va Cataluña: las ventas vuelven a subir, se están recuperando”.

El PP y Cifuentes

Sobre la situación actual del PP, Montoro admite que al partido “le pasa algo, pero su problema no es Rajoy”. Uno de los problemas que tienen en la actualidad los populares es el caso Cifuentes, a la que el ministro describe como “eficiente y leal”: “No tenemos tantas personas con sus condiciones”. Sin embargo, reconoce que “no entiendo esa obsesión con los títulos. Yo solo tengo uno. ¡Ya me hubiera gustado tener más!”.