Mossos pidieron a Guardia Civil el 1-O la orden judicial para intervenir y les respondieron: está publicada en el BOE

4
Actualizado 02/04/2018 17:56:08 CET

Agente a central: “Ahora resulta que las órdenes para hacer uso de la fuerza se publican en el BOE” y pueden usarla para entrar en colegios

“La gente ha salido y se está protegiendo por si viene la Guardia Civil, por favor manden Arros (antidisturbios) para darles protección”

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) –

Los agentes de los Mossos d’Esquadra que estaban en los colegios de votación durante la jornada del referéndum ilegal del 1-O pidieron a la Guardia Civil las órdenes judiciales que les habilitaban para entrar en los mismos, según recoge el informe que el Instituto Armado ha enviado al Tribunal Supremo con el análisis de las comunicaciones por radio que realizaron ese día los agentes de la Policía Autonómica.

En el citado informe, al que ha tenido acceso Europa Press, se refleja también cómo un mosso reclama a un guardia civil la orden judicial que les habilita para entrar en el colegio de Castellgalí (Barcelona). Este le responde que la orden ha sido publicada en el BOE y el Mosso comenta a la central con la que se comunica: “Así que ahora resulta que las órdenes para hacer uso de la fuerza se publican en el BOE”. En otro de los colegios se solicita la presencia de refuerzos para proteger a la gente que se está parapetando por si va la Guardia Civil, mientras que en Sant Joan de Vilatorrada explican a la central que se han puesto entre la gente y las Fuerzas de Seguridad para garantizar que estas se fueran.

El incidente de Castellgalí comenzó a las 10:04 de la mañana. Uno de los agentes que estaba en el colegio electoral comunica a su central que “la Guardia Civil está utilizando la fuerza para entrar” y solicita que “se informe a la autoridad judicial”.

QUE SE COMUNIQUE A LA JUEZA

Acto seguido precisa que el colegio está “lleno de gente” y que “se está poniendo en peligro su integridad física”. “La gente se está parapetando en el interior, ruego comunicación urgente a la jueza”, prosigue. Otro agente expone por radio que “unos 30 guardias civiles se están acercando en formación” y que “se disponen a entrar”.

La central pide a los agentes que soliciten la orden judicial a la Guardia Civil e indica a otros agentes que le están dando información en ese mismo momento de la situación en otros colegios que “dejen las comunicaciones libres ante los hechos que están pasando”. “Dejen prioridad a los compañeros que están con el tema Guardia Civil”, ordenan.

Los agentes vuelven a informar a las 10:19 de que llegan 30 guardias civiles más y de que están con un mazo abriendo la puerta y “enfrentando a la gente”.

Además, los mossos presentes en Castellgalí precisan que les es “imposible idendificar” a los agentes del Instituto armado y se lamentan de que “no llevan el número en ningún sitio”. El resto de las comunicaciones que siguen son para informar que los agentes de las FCSE están “accediendo por la fuerza” al colegio electoral, que “están agrediendo a la gente”, piden que se “avise al Juzgado”; que “habrá lesionados” y que se envíen “sanitarios”.

JEFES DE MOSSOS PIDIERON QUE SE FILMARA E IDENTIFICARA A GUARDIA CIVIL

La central les dice a los mossos que filmen las actuaciones de los guardias que están interviniendo y uno de los agentes de la policía autonómica explica a sus superiores que ha hablado con un guardia civil de paisano y éste le ha dicho que “la orden para acceder (a los colegios electorales) está publicada en el BOE”. “Así que ahora resulta que las órdenes para hacer uso de la fuerza se publican en el BOE y que, por lo tanto, están habilitados para hacer uso de la fuerza mínima indispensable para entrar”, se lamenta el agente.

El mismo mosso transmite a la central que la gente reclamaba “la actuación de los Mossos” frente a la intervención de la Guardia Civil, que los ciudadanos se habían resistido, pero que la Guardia Civil había conseguido acceder al interior.

El dispositivo de Mossos afirma que los agentes del Instituto armado “siguen reventando puertas buscando urnas” y, poco después, relatan que habían salido, que tres agentes de paisano llevaban unos bultos que suponen que son las urnas y que iban en dirección Manresa.

Tras este incidente, en otra de las comunicaciones, un mosso informa de que la gente de otro colegio electoral ha salido a la puerta y “se está protegiendo por si viene la Guardia Civil” por lo que solicita que les envíen “Arros (antidisturbios) para darles protección”.

“LA GENTE NOS DICE QUE ESTÁN ASESINANDO” A LOS DEL PUEBLO

En la comunicación que establecen los agentes desde el pueblo de Fonollosa con la central, éstos informan que los habitantes de ese municipio les dicen que “la Guardia Civil está asesinando a la gente del pueblo”. Informan también de que hay 16 vehículos de la Benemérita y que habían accedido al lugar de votación, situado tras el ayuntamiento, rompiendo el cristal con un ariete y que es posible que hubiera una “carga inminente”. La central les pide que lo graben.

Los agentes de Mossos destacados en el colegio electoral del Querqus de Sant Joan de Vilatorrada también informan a sus superiores por radio de la presencia de la Guardia Civil en ese lugar y de que se han interpuesto entre la gente y los miembros del Instituto Armado.

Según explican, ellos mismos se han puesto “en medio” en cuanto los agentes de intervención se pusieron en formación para entrar. Afirman que lo hicieron para explicarles que había niños y personas mayores y para pedirles que “no usaran mucha violencia”.

LOS MOSSOS SE PUSIERON DELANTE ENTRE LA GENTE LA GUARDIA CIVIL

Relatan a la central: “nos han llevado a nosotros por delante, el compañero tiene una rozadura en la pierna y yo he caído al suelo pero no tengo nada”. Después exponen que tras los enfrentamientos entre las FCSE y los concentrados, se han puesto en medio junto con los bomberos. “Lo que hemos hecho es garantizar la retirada de la Guardia Civil”, afirman y añaden en tono irónico que les han agradecido que haya dos compañeros “agredidos”, que el alcalde también haya sufrido una agresión y que presentará denuncia.

Esta parte del informe corresponde a comunicaciones realizadas en la región policial Central de Cataluña. Según consta en los documentos entregados en el Tribunal Supremo, a los que ha tenido acceso Europa Press, las comunicaciones de primera hora de la mañana reflejaban en su gran mayoría que las patrullas de los Mossos informaron a su central de que la gente concentrada en los colegios no les dejaba entrar y de que no habían podido identificar a nadie.

Sólo en contadas ocasiones precisan que han logrado realizar alguna identificación de algún responsable. Pero tampoco solicitan refuerzos para intentar acceder a los centros de votación e incautar las urnas. Tan sólo el equipo que se encuentra en el colegio Pont de Vilomara solicita que acudan Arros (antidisturbios) a las 8:32 horas por la presencia de un “grupo de ultraderecha cada vez más numerosos” ya que les han dicho que “se la estaban buscando por permitir un acto ilegal”.

Es a partir de las 8:48 cuando las patrullas empiezan a pedir refuerzos de los Arro en los colegios, después de que la central les dijera que si no les dejaban entrar en los lugares de votación, solicitaran su presencia.

No obstante, algunos mossos tuvieron dudas sobre si solicitarlos o no y otros los reclamaron, no para el colegio de votación, sino para contener a algún grupo de “ultraderecha”. En concreto, en uno de los colegios, la patrulla de mossos expuso que había 30 personas de ultraderecha, que estaban a un lado, mientras que había un grupo de unos 300 independentistas: “Arros deberían estar para la contención del grupo de ultraderecha”, alertaron.