Nadal defiende las nucleares ante el empresariado catalán

La campaña electoral está en marcha. El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digial, Álvaro Nadal, ha desembarco este martes en Barcelona para explicar ante el empresariado catalán la evolución de España hasta posicionarse como una de las economías más preparadas para encarar a “la revolución digital”.

El tema de la energía, sin embargo, el tacón de Aquiles de los sucesivos gobiernos nacionales, no ha aparecido hasta bien entrada a su intervención, cuando ya había enumerado los progresos de una economía española que se ha situado desde 1950 –según los datos ministeriales– en séptimo lugar del ranking mundial por lo que respecta a la convergencia de la renta per cápita con Estados Unidos. 

Nadal, no obstante, no ha esquivado el tema incómodo en el acto organizado por la Cambra del Comerç de Barcelona y la Cámara de Comercio. Ha sostenido que el Partido Popular es el único que defiende la energía nuclear y el carbón “como producción de base” frente a la “unanimidad de la oposición”. Consciente que es un tema impopular en periodo electoral, se ha referido a la última encuesta que refleja que el 70% de los españoles quiere suprimir las nucleares: “No les han preguntado si quieren que les suban el 40% del precio de la factura”.

Sin descensos previstos en la factura

En este sentido, ha aclarado que no se podrán producir bajadas en unas facturas eléctricas que son de las más caras de Europa. “¿Y qué impuestos subimos?”, ha espetado al ser interpelado por el empresariado sobre ello. Según el titular de Energía “sería trasladar el problema” a otra materia y ha defendido que el coste se vea reflejado en el “consumo”.

Pese a esta defensa del sistema actual, ha admitido que se trata de “un lastre que no tienen el resto de países europeos”, y ha situado el origen de la problemática en que la introducción de las renovables se hizo de forma precipitada y con un sistema energético aún “muy inmaduro”.

Transición energética “sin precipitaciones”

Nadal también ha instado a la comunidad internacional a desarrollar una política de transición energética que se adapte a las circunstancias de cada país porque algunos, como España, pueden “tener mayor dificultad”. “Ningún país del mundo está proponiendo la eliminación del carbón y el nuclear al mismo tiempo. Todos eligen. Por un lado, necesitamos flexibilidad en el mix porque la renovable tiene intermitencia, y por otro lado necesitamos producción de base”, ha abundado.

A este respecto ha concluido que “el debate ideológico” no puede ir por delante cuando se dirimen las obligaciones medioambientales.

Turismo y Cataluña

Nadal también ha hablado sobre Cataluña. Respecto al daño que el proceso independentista ha representado para la imagen de Barcelona, ha querido transmitir un mensaje optimista tras las elecciones del 21 de diciembre.

Barcelona no tiene competidores a su nivel para perder el Mobile World Congress, y espera que “con la normalidad institucional” del Ejecutivo saliente tras los comicios “se recupere la magnífica imagen de Cataluña” en el exterior.

Loading...