No hay "peligro de contagio" tras el primer caso de transmisión sexual de zika

El primer caso de transmisión sexual del virus del Zika en España, registrado en Madrid, convierte a la mujer afectada en la persona número 41 de la Comunidad de Madrid infectada por el patógeno. La mujer ha contraído el virus de su compañero, quien contrajo el patógeno durante un viaje en los meses de abril y mayo a América del Sur, donde la enfermedad es endémica en numerosos países.

Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid descartan que haya “peligro de contagio” porque el mosquito tigre (Aedes albopictus), el organismo que transmite el virus, no está presente en Madrid.  “Es un caso puntual”, informan desde la Consejería y recuerdan la recomendación de la Organización Mundial de la Salud a “aquellas personas que han viajado a zonas del virus del Zika que usen preservativos durante sus relaciones sexuales” para evitar la transmisión del virus. No obstante, sí hay presencia del mosquito en el litoral oriental español, por lo que no podría descartarse la transmisión en zonas costeras donde habita el mosquito tigre.

Días después de que el hombre regresase de su viaje, una prueba diagnóstica del Instituto de Salud Carlos III confirmó la infección y fue tratado en un hospital público. Su pareja presentó síntomas de la enfermedad semanas después. La mujer no estaba embarazada en el momento del diagnóstico. Ninguno de los dos miembros de la pareja han necesitado ser ingresados.

Una pareja de mosquitos tigre durante el apareamiento. (Reuters)
Una pareja de mosquitos tigre durante el apareamiento. (Reuters)

A fecha de 27 de junio, se han detectado 158 casos de infección por virus del Zika en España, todos ellos en personas procedentes o que habían visitado países afectados. Este sería el primer caso no importado en España. El 5 de mayo se detectó en Cataluña la primera persona infectada, una mujer embarazada que había viajado a América del Sur.

España se convierte en el quinto país europeo en que se ha detectado la transmisión sexual del virus, uniéndose a Alemania, Francia, Italia y Portugal.

En el 80% de los casos, los infectados no presentan síntomas, pudiendo pasar desapercibida la presencia del virus. En el 20% restante, los síntomas incluyen fiebre, erupciones cutáneas, conjuntivitis, dolores musculares y articulares, malestar y cefaleas. Suelen ser leves y durar entre dos y siete días. La enfermedad no tiene cura y el tratamiento es sintomático. Lo habitual es la toma de analgésicos durante varios días.

El virus del Zika se identificó por primera vez en macacos en Uganda en el año 1947 y en 1952, en humanos. Hay consenso científico sobre la relación causal entre el virus del Zika y la microcefalia, así como con el síndrome de Guillain-Barre. El síndrome es una afección en la que el sistema inmunitario del paciente ataca los nervios periféricos, pero, en la mayoría de los casos, la recuperación es completa. La microcefalia es una malformación por la que el niño nace con la cabeza pequeña o bien esta deja de crecer después del parto. Los niños nacidos con microcefalia pueden tener convulsiones y presentar discapacidades físicas y de aprendizaje cuando crecen.

Loading...