Pedro Sánchez se cansa de las patochadas de Carmona y le prohíbe acudir a los medios

Antonio Miguel Carmona tras Susana Díaz

Nadie olvida que gracias al apoyo incondicional de Antonio Miguel Carmona, Podemos alcanzó la alcaldía de Madrid. Inmediatamente después de apoyarles, se dedicó a criticar la gestión de Manuela Carmena y de sus concejales en un intento de marcar distancia con la formación de extrema izquierda.

Es conveniente recordar que el concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, acordó con el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, maniobrar contra la concejal de Cultura de Ahora Madrid, Celia Mayer. Así figura en un pinchazo telefónico a Pineda incorporado al sumario que se sigue en la Audiencia Nacional en el caso Ausbanc.

Carmona: “Que te quiere, eh, que los sepas”

“Don Luis, eres el más grande”, dice el político socialista al imputado Pineda, con antecedentes penales por delitos cometidos como militante de la extrema derecha. “Después de ti, querido amigo (se ríen), pero grandes somos, ¿eh? que conste”, añade Pineda. En otro punto de la conversación, el socialista le dice: “Que te quiero, eh, que lo sepas”.

Pero las incongruencias de Carmona no tienen fin. El político también consiguió sembrar el malestar en su propio grupo municipal. El exportavoz decidió manifestar su indignación ante el posicionamiento de su partido sobre la situación de los presos políticos en Venezuela, absteniéndose en una propuesta del PP acerca de invitar a los allegados del líder opositor, Leopoldo López, “a una recepción con la alcaldesa y representantes de todos los grupos municipales en la que se les mostrará la solidaridad de los madrileños”.

La votación dio más de una sorpresa, cuando la alcaldesa Manuela Carmena y la delegada Marta Higueras se desmarcaron de Ahora Madrid para votar a favor junto a los populares y Ciudadanos. Los socialistas, como buena parte del equipo de Gobierno, optaron por la abstención. El exportavoz del grupo del PSOE-M aseguró sentirse “decepcionado” después de que su partido no apoyara de forma clara esta proposición “a favor de la libertad y del derecho de los familiares presos políticos a visitar las instituciones”.

Antonio Miguel Carmona siempre ha destacado por su abundante ego que no ha dudado en pasear por los medios

Antonio Miguel Carmona decidió tomarse meses para viajar por el mundo y abandonó físicamente su concejalía, algo que le recriminaron desde Ferraz. Para remediarlo, el flamante político madrileño se dedicó -de nuevo- a visitar radios y televisiones para darse visibilidad y aparentar su plena dedicación a Madrid.

Carmona versus Sánchez

Luego llegó el enfrentamiento con Pedro Sánchez y sus afines. Son conocidos sus enfrentamientos en Twitter con Odón Elorza :”No contesto insultos porque yo sí soy socialista. No es la única diferencia: yo no acepté votos del PP para ser alcalde y él sí”, escribió Carmona, recordando que en el año 2003 Elorza necesitó siete votos a favor del Partido Popular para conseguir la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de San Sebastián.

No es el primer enfrentamiento de Carmona con miembros del PSOE. El concejal denunciaba las “patosas ofensas” de Óscar Puente, alcalde de Valladolid, quien durante un acto de Sánchez diferenciaba a los “verdaderos socialistas que forman un PSOE desconocido que no sale en la tele” frente al resto del partido, refiriéndose expresamente a Carmona, quien contestó a través de Twitter afirmando que “hay socialistas que son y socialistas que están”.

Pedro Sánchez no olvida el apoyo de Carmona a su amigo Tomás Gómez y sabe que, en cuanto pueda, intentará recuperarlo para la Federación Socialista Madrileña y resucitar viejos fantasmas.

El nuevo líder del PSOE hace tiempo que está cansado de las patochadas de Antonio Miguel Carmona. En este sentido, ha prohibido al mediático concejal aparecer en medios de comunicación porque “no representa la opinión del partido”. Un duro golpe para el abultado ego del concejal madrileño.

Loading...