Inicio España Política española La asesora de Podemos eludió a la Justicia y alejó 330 km...

La asesora de Podemos eludió a la Justicia y alejó 330 km a su hijo del padre gracias al trabajo que le dio su partido

María Sevilla, asesora de Podemos en materia de protección a la infancia, justificó el incumplimiento de las resoluciones judiciales para la custodia compartida de su hijo mayor por las “relaciones profesionales” con el partido que lidera Pablo Iglesias. Esto le permitió separar al niño de su padre, poniendo 330 kilómetros de por medio, al trasladarse a Jaén y obligando al juzgado a dictar nuevas normas para reglar las visitas del progenitor, que nunca se materializaron.

La asesora de Podemos no sólo secuestró a su hijo de 11 años y a una segunda hija de 6 a los que  mantuvo sin escolarizar, ambos encerrados en una casa abandonada y aislada para que la policía no los pudiese encontrar. Además, María Sevilla orquestó una argumentación para no cumplir con las resoluciones judiciales basada precisamente en las justificaciones “profesionales” que le daba el partido de Iglesias.

El documento que hoy revela OKDIARIO prueba, en primer lugar, cómo ella justificó judicialmente la imposibilidad de cumplir con las medidas judiciales de custodia del niño y de permitir a su hijo mantener la relación con su padre; prueba, en segundo lugar, que lo hizo precisamente amparándose y demostrando ante el Juzgado su “relación profesional para el Grupo Político Podemos”; y prueba, en tercer lugar, cómo han mentido, sin la más mínima mesura, los distintos responsables del partido morado y el aparato institucional de Podemos que han afirmado que María Sevilla no era asesora suya.

No sólo lo era, sino que ella probó judicialmente esta “relación profesional” con Podemos, dando nombres y apellidos de con quién iba a trabajar. El partido de Iglesias le permitió cambiar de ubicación justo cuando ella lo necesitaba probar para poder alejarse del padre 330 km y de ese modo tener un argumento para no cumplir con las exigencias judiciales de custodia.

Todo ocurrió entre diciembre de 2016 y febrero de 2017. La Justicia, por esas fechas, había dado ya muestras sobradas de no creerse la denuncia falsa por supuesto abuso del menor presentada por María Sevilla contra el padre del niño. Es más, el auto del 6 de febrero confirmaba la decisión de forzar una custodia no exclusiva de ella y que, por lo tanto, la madre tenía que permitir que el padre estuviera con el niño. Y todo ello, con orden de “ejecución” de la decisión judicial.

Pero la asesora de Podemos no estaba por la labor. Tanto es así que solicitó un traslado del expediente escolar del menor a un colegio de Jaén. Para poder justificar ese traslado, a 330 km de la ubicación del domicilio del padre, y el incumplimiento del convenio de custodia,  su relación profesional con Podemos fue clave.

La relación laboral con Podemos

Desplazamiento de la unidad familiar a la provincia de Jaén por motivos profesionales”, alegaron los representantes legales de María Sevilla. Y así lo explicaron ante la Justicia: “Nuestra representada ostenta el cargo de presidenta de la Asociación Infancia Libre, asociación de carácter cívico, educativo, de promoción de los valores constitucionales, de los derechos humanos y asistencia social, dirigidas fundamentalmente a la protección de la infancia”, es decir, justo lo contrario de lo que ha revelado ya el secuestro del niño y retención de sus dos hijos en situaciones dantescas y sin escolarización ni control sanitario desbaratado por la policía.

El escrito de los abogados de Sevilla proseguía: “En razón del cargo que desempeña Dña. María, se ha firmado un convenio de colaboración, el 5 de diciembre de 2016, con el Grupo Político de Podemos Granada, a través de su secretario general D. Alberto Matarán Ruiz […]. Queda patente que, por motivos profesionales nuestra representada se ha visto forzada a desplazarse a la provincia de Jaén con toda su familia”.

Y con todo ello se argumentó que “la situación de facto en la que nos encontramos obliga al establecimiento de un régimen de visitas distinto del establecido para hacer viable su cumplimiento”.

Todo ello ocurrió hace dos años. El tiempo que lleva sin escolarización el hijo de ambos. Durante ese tiempo, Sevilla, efectivamente realizó trabajos, asesorías, actos y presentaciones de documentación oficial para Podemos.
Y hoy descubrimos que, tras esas argumentación facilitada por Podemos de forma tan oportuna, la asesora podemita se preparó para su posterior fuga y secuestro de los menores.

Un proceso tras el que ha acabado teniendo a sus hijos encerrados en una casa de campo, aislada, vallada y en una zona medio despoblada de Tarancón para evitar que los niños fueran vistos. Y que el padre pudiera recuperar a su hijo.

Ella ha acabado siendo una persona muy cercana a una de la figuras emergentes de Podemos, Ione Belarra. Se convirtió en la musa y superasesora de Podemos en materia de protección a la infancia frente a la violencia de los padres. Y la Policía Judicial -que ha llevado a cabo la operación- la ha detenido por secuestrar a su hijo de una primera pareja y apartarlo ilegalmente de su padre; por tener a este hijo -de 11 años- sin escolarizar y escondido en esta casa en ruinas en el campo en una pedanía de Tarancón; y por tener exactamente igual -sin escolarizar- a su segundo hijo -una niña de seis años- de una segunda pareja.

Y hasta el pasado mes de septiembre la autoridad judicial no pudo decretar que se practicaran las gestiones necesarias para localizar y detener a María Sevilla que, tras un procedimiento de divorcio, incumplió la sentencia judicial que otorgaba la custodia de su hijo al padre.