La coalición con Oltra le estalla a Pablo Iglesias en todo el morro

Es lo que tiene cuando juntas peras con manzanas o mezclas el agua con el aceite, que al final cada uno va por su lado y lo que te vale en este caso para un roto, no sirve para un descosido.

Podemos, que viene nutriéndose de una serie de marcas blancas o confluencias para poder sumar más en las elecciones, ha visto como uno de sus principales baluartes, Compromís, no está por la labor de seguir cual corderito los preceptos de Pablo Iglesias y ha pedido formalmente estar fuera del grupo de Podemos y formar el suyo propio en el Congreso de los Diputados.

Pero no sólo la rebelión alcanza a la Cámara Baja, el 22 de julio de 2016 los dos senadores de la coalición que lidera Mónica Oltra tramitaron su ingreso en el Grupo Mixto del Senado. Esa era una de las vías que les mantenía unidos.

Durante la pasada legislatura, de hecho, los dos escaños de Compromís en el Senado engrosaron el grupo impulsado con Podemos junto a los catalanes de En Comú y los gallegos de En Marea.

Los nueve diputados de la agrupación ‘A la Valenciana’ -los cuatro de Compromís, más los cuatro de Podemos en la Comunidad y uno de EU- registraron la petición para formar un grupo parlamentario propio en el Consell y advirtieron que, si como parece probable, les acaban rechazando esa propuesta, recurrirán al Tribunal Constitucional.

El portavoz parlamentario de Compromís, Joan Baldoví, después de registrar el documento, subrayó que sería “una auténtica provocación” que la Mesa del Congreso facilitara a Convergència (CDC) tener grupo propio en la Cámara y no a la condidatura ‘A la Valenciana’, que cuenta con más diputados y con un mayor porcentaje de votos.

La lista conjunta de la izquierda de la Comunidad, como explicó Baldoví,

Reúne todos los requisitos para tener grupo: sumar más de cinco diputados y haber sumado por encima del 15% en las tres circunscripciones a las que se presentó. Tener grupo o no, no depende del Reglamento, sino de la voluntad política de la Mesa de la Cámara. ‘A la Valenciana’ es diferente de lo que cada partido que la integra es individualmente y, por tanto, tienen perfecto derecho a tener voz propia.

Si, finalmente, el próximo 27 de julio de 2016 la Mesa del Congreso de los Diputados rechaza su pretensión, los nueve diputados tendrán que decidir lo que hacen. Lo más probable -casi seguro- es que los cuatro diputados de Podemos y el de EUPV se integren en el grupo que capitanea Pablo Iglesias y los cuatro que proceden de Compromís, vayan al Mixto, como ya hicieron en la pasada y breve legislatura.

Loading...