Los dirigentes de Podemos han 'tangado' a la Seguridad Social cobrando del partido como «autónomos»

El pastel lo destapa Roberto Pérez este 28 de julio de 2016 en ‘ABC’ y apesta: Dirigentes de Podemos cobraron sistemáticamente del partido como «profesionales externos», como autónomos.

La práctica fue aplicada en varios de esos casos hasta que han ido ocupando cargos públicos (La UCM le ‘parte la cara’ a Monedero: suspendido de empleo y sueldo y obligado a devolver 80.000 euros).

Varios de ellos cobraron retribuciones como «autónomos» con asignaciones de forma regular y continuada, y al tiempo que formaban parte de la estructura organizativa del partido (Garzón se desmarca de Iglesias y pide “una investigación” por el asistente sin contrato de Echenique),

En las facturaciones retributivas de Podemos aparecen vinculados, de diversa forma, nombres del núcleo fundacional y dirigente de Podemos como Íñigo Errejón o Carolina Bescansa. También otros que hoy son igualmente cargos públicos, como Miguel Ongil y Pablo Padilla (diputados en la Asamblea de Madrid), o Sarah Bienzobas, «fichada» como asesora con sueldo municipal por la alcaldesa Manuela Carmena.

La fórmula del autónomo es la que también pretendía Pablo Echenique para el empleado del hogar al que tuvo durante más de un año sin contrato y sin cotizar por él a la Seguridad Social. Sin embargo, la legislación al respecto es nítida, como advierte la propia Seguridad Social en su página web sobre los empleados del hogar: «En todos los casos el responsable del ingreso de las cuotas será siempre el empleador».

Pablo Iglesias y sus «autónomos» televisivos

El líder de Podemos utilizó como plataforma de lanzamiento de su proyecto político su productora televisiva Con Mano Izquierda. En ella, puestos de trabajo fueron cubiertos como «servicios externos» de autónomos. Un caso destacado fue el de Sarah Bienzobas, miembro de la cúpula estatal de Podemos.

Bienzobas figuró como «autónoma» al servicio de la productora televisiva de Pablo Iglesias -productora a la que el propio Iglesias fue derivando miles de euros como donaciones de parte de sus asignaciones de europarlamentario-. Bienzobas cobró facturando como «externa» de la productora televisiva de Iglesias, pese a que desempeñaba un puesto destacado en la organización, como jefa de producción y encargada también de gestión de recursos y creación de equipos de trabajo.

Después también facturó como autónoma en 2014 para Podemos, hasta que luego Iglesias la puso a nómina como asistente en el Parlamento Europeo. Desde hace meses, Bienzobas está a sueldo del Ayuntamietno de Madrid como asesora del equipo de Manuela Carmena.

Errejón, con beca y facturando

Por su parte, el ahora diputado nacional Íñigo Errejón, número dos del partido, cobró también como autónomo antes de que fuera dado de alta como empleado de plantilla de la Podemos.

Sus cobros del partido como «autónomo» los simultaneó con el controvertido contrato del que disfrutó en la Universidad de Málaga y que acabó en escándalo. Esa beca laboral acabó en expediente sancionador, por incumplimientos contractuales y por haber ejercido otras actividades remuneradas sin haber solicitado la compatibilidad a la Universidad.

El director y supervisor de aquel contrato era Alberto Montero, profesor de la Universidad de Málaga y actual diputado en el Congreso por Podemos.

Errejón llegó a cobrarle al partido, como «autónomo», su actividad en la campaña electoral de las europeas de 2014: 2.400 euros netos que, además, le facturó por anticipado. Fue parte de lo que durante varios meses cargó al partido como «asesor externo».

El «gurú» de la transparencia

Otro caso de vinculado retributivamente a Podemos con forma de autónomo externo ha sido el de Miguel Ongil, «gurú» de la transparencia contable del partido y, desde el año pasado, diputado en la Asamblea de Madrid.

Ongil cobró de Podemos con facturas de «externo» durante meses, hasta poco antes de que lograra el acta de diputado regional. Facturó como autónomo en septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2014, y en enero de 2015.

Bescansa: facturas con la Complutense

El nombre de la dirigente del partido Carolina Bescansa, secretaria de Análisis Político y Social de Podemos, aparece igualmente en facturas abonadas desde la formación. En concreto, en cuatro facturas que suman un total de 20.570 euros (IVA incluido).

Esos importes se abonaron en forma de contratos de servicios con la Universidad Complutense de Madrid (UCM), por análisis sociopolíticos para Podemos.

En todos esos contratos entre el partido y la UCM se dejó claro que la responsable de los estudios iba a ser Carolina Bescansa, profesora de Políticas en esa Universidad. Alguno de esos informes se realizaron en un puñado de días, pero se facturaron por ellos miles de euros.

Las facturas abonadas por Podemos las emitió la UCM el 24 y 27 de julio de 2015, el 20 de noviembre y el 21 de diciembre del mismo año. La última factura, por tanto, al día siguiente de las elecciones generales del 20-D que le garantizaron a Bescansa estrenarse con escaño en el Congreso.

El diputado Padilla, también

Entre quienes cobraron de Podemos facturándole como «externos» figura también el nombre de Pablo Padilla Estrada, que desde mayo del año pasado es diputado en la Asamblea de Madrid. Pablo Padilla cobró de Podemos con varias minutas que le giró como profesional externo.

Las emitió en los meses previos a obtener escaño en el Parlamento madrileño. Fue retribuido por trabajos de «asesoramiento y análisis político».

Loading...