Malestar en Cs por el apoyo a unos presupuestos que avalan el cupo vasco

El pacto presupuestario alcanzado por el PP y el PNV, que garantiza una “paz fiscal” de 15 años para Euskadi y recoge un acuerdo el cupo vasco (el Gobierno lo rebaja en 569 millones), ha generado un profundo malestar entre cuadros y dirigentes de Ciudadanos. No en vano, la oposición al privilegio fiscal del Concierto vasco y el cupo navarro ha sido hasta ahora uno de los ejes ideológicos del partido desde fundación.

Y en las pasadas elecciones generales y vascas, el propio Albert Rivera se comprometió en sus mítines con eliminarlos aun a sabiendas que esta postura le iba a restar votos en esos territorios. “Si nos hubiéramos presentado en las elecciones vascas defendiendo el concierto seguramente hoy tendríamos representación en la cámara de Vitoria”, apunta un dirigente naranja.

Discrepancias

Varios dirigentes y diputados de Cs expresan en las redes sociales un enfado muy transversal, que la dirección trata de mitigar con un argumentario de consumo interno

El debate en el seno del partido liberal tras trascender el acuerdo del PP con el PNV ha sido muy intenso en las últimas horas, con varios dirigentes y diputados de Cs expresando abiertamente en las redes sociales un malestar muy transversal y que la dirección ha intentado mitigar con un argumentario de consumo interno al que ha tenido acceso La Vanguardia. “Nosotros hemos negociado la ley de presupuestos. El cupo no tiene nada que ver con los presupuestos. Una cosa es la ley de presupuestos generales del Estado y otra la ley del cupo vasco que no se vota hoy”, afirman desde la dirección liberal.

Aitor Esteban, del PNV, de pie en su escaño a la izquierda de la imagen. A la derecha, los dirigentes de Ciudadanos, Albert Rivera y Juan Carlos Girauta, conversando Aitor Esteban, del PNV, de pie en su escaño a la izquierda de la imagen. A la derecha, los dirigentes de Ciudadanos, Albert Rivera y Juan Carlos Girauta, conversando (LVE/Dani Duch)

Asimismo, Cs recuerda a sus dirigentes que sobre el cupo “mientras esté recogido en la Constitución el cálculo del cupo debe hacerse para pagar los servicios, para pagar los servicios públicos de los ciudadanos como la Sanidad o la Educación y no para que ningún territorio tenga privilegios respecto a otros”.

En este sentido, aseguran que si se produce un nuevo cálculo del cupo, como recoge por cierto el acuerdo presupuestario entre el PP y el PNV, el “Gobierno tendrá que traerlo al Parlamento” y será en ese momento cuando Cs valore si es un “cálculo técnico de costes” o es un “mercado de privilegios para un gobierno nacionalista y es perjudicial para todos los españoles”, ya que en ese caso no lo apoyaríamos.

Este argumentario, que empezó a correr entre dirigentes y cuadros liberales el miércoles por la noche, no consiguió frenar las críticas en las redes sociales. Y esta mañana ha sido el propio Rivera quien en los pasillos del Congreso tras la votación ha querido remarcar que su apoyo es sólo a la ley de presupuestos y no al cupo.

Argumentos

Cs se esfuerza en distinguir entre la negociación de los presupuestos y el acuerdo entre populares y nacionalistas vascos

Loading...