Mariano Rajoy acepta el encargo de Felipe VI para ser presidente de Gobierno

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, acepta el encargo del Rey Felipe VI para ser elegido nuevamente jefe del Ejecutivo.

Sin embargo, aún no hay fecha definida para la sesión de investidura, según confimró este 28 de julio de 2016 el propio candidato del Partido Popular. Subrayó que la misma se conocerá una vez termine una ronda de negociaciones con el resto de partidos, unas reuniones que garantizó “serán rápidas” porque entre otras razones espera que haya formado Ejecutivo antes de la fecha límite para aprobar los presupuestos de 2017.

Tras una hora de reunión con Su Majestad, el jefe del Ejecutivo en funciones compareció pasadas las 19 horas de este 28 de julio de 2016 para explicar ante los medios de comunicación que, a pesar de no tener todos los apoyos necesarios, aceptaba el encargo de buscar apoyos para volver a ser presidente.

Rajoy precisó en la rueda de prensa ofrecida en La Moncloa que:

Hasta el momento no cuento con los apoyos para ello, pero que acepto el encargo. Mi intención es hablar y negociar un eventual programa de Gobierno, dirigiéndome principalmente a los partidos constitucionalistas. Buscaré apoyos para un gobierno moderado, estable, que es la mejor opción para España. No podemos pensar en unas terceras elecciones.

No obstante, tampoco descarta gobernar en minoría:

Pero también exploraré, en caso de que la primera opción no salga, un Gobierno en minoría en el que cuente con la lealtad del resto de la Cámara.

Y precisó que:

Abriré una ronda de contactos con los partidos. En un plazo razonable de tiempo informaré sobre las reuniones y si estoy o no en condiciones de formar Gobierno. Espero encontrar en mis interlocutores predisposición. Creo que las elecciones han quedado atrás y también deben de quedar atrás las arengas para conseguir votos. Ahora nos toca hacer honor a la confianza depositada por los electores. Es tiempo de construir y de acabar con las diferencias.

LA SITUACIÓN ACTUAL

El líder del PP cuenta seguro con sus 137 diputados, más el de Coalición Canaria, representada por Ana Oramas y la abstención, en segunda vuelta, de Ciudadanos –Albert Rivera propone al Rey un gobierno de ‘gran coalición’-.

El PSOE de Pedro Sánchez ya ha anunciado su decisión de votar en contra de la investidura de Mariano Rajoy, aunque le insta a explorar todas las vías posibles para evitar ir a terceras elecciones, aglo harto improbable, salvo que grupos como el PNV o los nacionalistas catalanes respaldasen al candidato popular en la segunda sesión de investidura –Pedro Sánchez: ‘Y ¿por qué no?’-.

Podemos ni siquiera cuenta ya que el propio Pablo Iglesias sólo contempla un escenario, el de un Gobierno de progreso con el PSOE, situación que pudo haberse logrado tras el 20 de diciembre de 2015 y que el propio líder podemita se encargó de eliminar echando ‘cal viva’ sobre la misma tras sus ataques directos al expresidente Felipe González –[VÍDEO] Los 60 segundos demoledores de Iglesias contra el PSOE, partido con el que ahora quiere pactar para ser presidente-.

Loading...