'Pablenin', el más chulo del barrio: "Le voy a romper la boca"

Echa broncas a sus más directos colaboradores, se muestra como un machista impenitente, jalea a su novia y ahora también sabemos que es un broncas de mucho cuidado.

Las conversaciones de Pablo Iglesias a través de Telegram, y que lleva publicando desde el 21 de julio de 2016 el digital Okdiario, están dando una imagen del secretario general de Podemos que desmonta cualquier posibilidad de hacerse pasar por alguien moderado. Más bien, todo lo contrario.

Este 25 de julio de 2016, demuestra que Iglesias no tiene empacho alguno en tirar, si fuese necesario, de la violencia física para sacudir a una persona que, supuestamente, estaba acosando a una de sus colaboradoras. Se trataba de su asistente en el Parlamento europeo, Dina Bousselham.

Pese a que otros miembros del grupo aconsejaban a Dina que se mantuviera al margen y que pasara del elemento en cuestión, Pablo Iglesias, cual defensor universal y chulo del barrio, saltó a la palestra y puso en Telegram una amenaza velada:

Le voy a romper la boca. Vais a ver lo que es un macho alfa cuando acosan a alguien de su grupo.

“ME ROBAS LA MESA DE MEZCLAS, TE ROMPO LA BOCA”

No es la primera vez que Iglesias tira de violencia. Vean este vídeo de sus años en la Facultad de Políticas de la Universidad Complutense en el que se jactaba de sacudir a unos estudiantes por haber sustraido una mesa de mezclas:

Yo, sólo me he roto un hueso una vez y me rompí el hueso de una mano por dar un puñetazo. Y di un puñetazo no porque alguien de mi situación socioeconómica se vea muchas veces en esa situación, sino porque estábamos en un centro social, en el laboratorio, y un grupo de lúmpenes pues eso, gentuza de clase mucho más baja que la nuestra, intentó robar una mesa de mezclas a unos raperos.

Los raperos querían romperles la boca, yo creo que con criterio normal, ‘me robas la mesa de mezclas, te rompo la boca’, y nos llamaron a los políticos universitarios como que calmáramos la situación y tuvimos que pegarnos con un desastroso resultado. Ganamos, pero éramos tres contra uno, yo me rompí un hueso, otro acabó con un corte en la córnea por una botella rota y estas cosas.

Loading...