Podemos superaría al PSOE si hubiese terceras elecciones

Si se celebraran hoy en España unas terceras elecciones generales, el PP consolidaría su primera posición y vería incluso aumentados sus apoyos. Si el 26-J los populares obtuvieron un porcentaje de voto del 33%, el sondeo de Metroscopia elaborado para EL PAÍS, que fue realizado entre los pasados 10 y 13 de octubre, atribuye a la formación de Mariano Rajoy un respaldo electoral del 37,8%. Casi cinco puntos más de los que cosechó en las últimas elecciones.

Hay que señalar, en cualquier caso, que el incremento de su porcentaje no responde tanto a una posible fuga de votos desde las filas de Ciudadanos, como a un incremento de la abstención, que sería cinco puntos superior a la de junio en unos hipotéticos nuevos comicios. De hecho, la formación de Albert Rivera, según el mismo sondeo, retrocedería 1,5 puntos respecto del resultado que obtuvo hace casi cuatro meses (13,1%). En esa franja de porcentaje, sin embargo, el riesgo de perder un número alto de escaños por el reparto de los restos aumenta considerablemente.

El riesgo del PSOE

MÁS INFORMACIÓN

  • Podemos superaría al PSOE si hubiese terceras elecciones



    Resultados de las elecciones del 26-J

  • Podemos superaría al PSOE si hubiese terceras elecciones



    300 días de coqueteo con el hartazgo

  • Podemos superaría al PSOE si hubiese terceras elecciones



    Rajoy asume que estará en minoría: “Me ganaré día a día la gobernabilidad”

  • Podemos superaría al PSOE si hubiese terceras elecciones



    ESPECIAL
    Consulta los sondeos de Metroscopia

La encuesta de Metroscopia confirma los peores temores de muchos militantes y dirigentes socialistas. El partido sufriría, de celebrarse ahora nuevos comicios, una doble pérdida, con un retroceso de 4,7 puntos respecto al apoyo obtenido el 26-J, y en su posición respecto a la primera fuerza. Cedería el segundo puesto en favor de Unidos Podemos, que le superaría en más de cuatro puntos en estimación de voto.

Aunque las cuatro principales formaciones siguen acaparando casi el 90% del voto total, el equilibrio de fuerzas entre los dos bloques ideológicos, el centro-derecha (PP+Ciudadanos) y el centro-izquierda (PSOE+Podemos) se desnivela en el sondeo de Metroscopia de un modo muy relevante a favor del primero. En las elecciones generales del pasado mes de junio el bloque de centro-derecha sumó un 46,1% de los votos emitidos, y el de centro-izquierda un 43,8%. Es decir, una diferencia de 2,3 puntos. En el actual sondeo, esa diferencia se acrecienta de un modo notable, hasta llegar a los 9,3 puntos (49,4% frente al 40,1%).

El aumento de esa brecha es atribuible exclusivamente a la distancia que separa al PP y al PSOE, porque las dos formaciones más nuevas, Ciudadanos y Unidos Podemos, mantienen un apoyo estabilizado. En el caso de la coalición que lidera Pablo Iglesias, mejora sus resultados respecto a los que obtuvo en las elecciones del 26-J. Si entonces se hizo con el 21,1% de los votos, el sondeo de Metroscopia le da una estimación de 22,1%, un punto porcentual más que entonces.

Una abstención elevada

Si bien la encuesta rebaja el nivel de abstención que se daría en estos momentos (35%) respecto al que detectó hace un mes (37%), sigue reflejando un nivel ciudadano de desconexión significativo, fruto de diez meses de bloqueo político. La abstención registrada en las elecciones del 26-J fue del 30% aproximadamente.

Es, en todo caso, el reflejo de un estado de ánimo en un momento en el que la probabilidad de unas elecciones inmediatas se ha difuminado notablemente en las expectativas de los ciudadanos. Ni hay candidatos (lo que resulta especialmente importante en el caso del PSOE), ni se ha producido la reactivación y movilización política que una campaña electoral suele propiciar; e importante también, el trabajo de campo terminó el 13 de octubre, el día que Francisco Correa, el presunto cabecilla de la trama Gürtel, empezó a declarar en el juzgado.

Disminuye el rechazo a los partidos

El rechazo ciudadano a los partidos (expresado en su predisposición a no votarles nunca) disminuye en el sondeo de Metroscopia respecto al realizado hace casi un mes, especialmente en el caso del de PP y de Podemos.

El PP deja de encabezar el listado de partidos antipáticos. Un 36% asegura que no le votaría en ningún caso, frente al 50% que afirmaba lo mismo en septiembre. Podemos, con un rechazo del 42%, es la formación que más recelo suscita, si bien en su caso este porcentaje también ha disminuido en tres puntos respecto al anterior sondeo.