¿Quién teme a Pablo Iglesias y a Podemos?

Hace dos años, Podemos mereció amplio protagonismo en la famosa cumbre de Davos (Suiza): se había convertido en motivo de inquietud para buena parte de los principales cerebros económicos y empresariales del mundo.

Por ello, los desazonados participantes requirieron a los invitados españoles que explicaran cómo era posible que, en un país como España, desarrollado y democrático, y sobre todo perteneciente al primer mundo, hubiera prosperado una formación populista y de extrema izquierda, y que incluso aspirara a llegar al Gobierno. En esos momentos, algunas encuestas pronosticaban un triunfo electoral de Podemos.

Aquellos españoles, todos ellos políticos y empresarios destacados, se comprometieron a frenar a Pablo Iglesias y a su partido.

Un año después, el año pasado, esos españoles recibieron una especie de reprimenda. En Davos les echaron en cara que no habían cumplido el compromiso: no habían frenado a Podemos. Al contrario, se había convertido en tercera fuerza electoral del país, a escasa distancia de la segunda. Y hasta podía formar un Gobierno de coalición con los socialistas.

Ahora, en la edición de este año, las cosas han sido muy distintas. La percepción ha cambiado. Y bastante. Porque a los líderes económicos mundiales ya no les preocupa Podemos.

Las asistentes españoles, como Ana Botín, Francisco González, Sánchez Galán o Luis de Guindos, han escuchado, en esos encuentros informales, como sus interlocutores les mostraban un “enorme alivio” porque han concluido que Podemos no es ya una opción de Gobierno en España.

A la vista de la nueva situación en nuestro país, y también de los dificultosos avatares que padecen Pablo Iglesias y compañeros, los supuestos mandamases del mundo, reunidos en Davos, han decidido que el partido de Pablo Iglesias ha dejado de ser una amenaza.

Ahí está la noticia. Podemos ya no preocupa fuera de España. Y en España tampoco.

En los años sesenta se hizo famosa la película “¿Quién teme a Virginia Wolf?”, magistralmente interpretada por Richard Burton y Elizabeth Taylor, basada en una obra de teatro de Edward Albee. Ahora, y a pesar de los planes de Pablo Iglesias, a la pregunta ¿quién teme a Podemos?, parece que la respuesta es: nadie.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Loading...