Inicio España Política española Sánchez pide a PP y Cs que le apoyen los Presupuestos y...

Sánchez pide a PP y Cs que le apoyen los Presupuestos y dejen de «alimentar» a la ultraderecha

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha arremetido este sábado contra “el abandono de la moderación” de las formaciones conservadoras, pidiendo al PP y a Cs que abandonen una actitud que solo “alimenta a la ultraderecha”.

En el acto de proclamación de Susana Díaz como candidata a la Junta de Andalucía, ha defendido que su proyecto de gobierno es “una coalición con la mayoría social”, alentando a ambas formaciones conservadoras a apoyar los Presupuestos generales del estado porque sus medidas son “viables y urgentes”. “Que no hagan oposición a costa de los ciudadanos”, les ha instado.

«Susana, estamos contigo»

Sánchez ha dado el pistoletazo de salida a la precampaña socialista en Andalucía, con la proclamación oficial de Díaz como candidata. Allí han escenificado que van a una y que cualquier posible diferencia, que siguen teniendo en cuanto a modelo de estado, queda atrás con el objetivo de presentarse a los comicios como un partido unido y fortalecido. “Susana, estoy contigo”, le ha dicho a quien fuera su rival en primarias, “estamos contigo, tienes a todo el PSOE detrás para revalidar la mayoría y que en Andalucía sigamos avanzando los próximos cuatro años”. Y no ha dudado en alabar al PSOE andaluz, antaño su principal adversario, subrayando que ha sido la formación que ha “aportado cohesión y vertebración” al partido socialista. “Sois el espejo en el que nos miramos los socialistas de España”, ha enfatizado al aludir a las políticas de bienestar social implementadas en la región en un momento de recortes por parte del gobierno central del PP.

Defensa del Estado y la Constitución

Sánchez se ha referido al 40 aniversario de la Constitución, presumiendo que en la carta magna se condensa “el compromiso del PSOE con España”. “Defendimos la constitución y el estado desde la oposición, y los defenderemos desde el gobierno”, ha dicho, “otros no pueden decir lo mismo”. Y ha matizado que esa defensa se hace “defendiendo todos y cada uno de sus artículos, no solo los que nos gustan”. En este punto, ha aprovechado para culpar a la derecha de abandonar la “moderación y abrazar la radicalidad, la crispación y la falta de ideas”.

“Los proyectos políticos evolucionan o involucionan”, ha señalado, criticando que con su rechazo a hablar de la eutanasia por ser un debate artificial, el presidente del PP Pablo Casado “demuestra ignorancia y falta de empatía, y nada de eso es bueno en política”. También ha acusado a los populares de alentar a la ultraderecha con esta actitud crispada, retándoles a explicar “cuáles son esos valores esenciales que dicen compartir”, porque “nosotros, ninguno”.

Frente a esa actitud, el líder socialista ha contrapuesto que “mientras unos hacen agua y eses, porque no saben donde van”, su gobierno se mueve “con paso firme para lograr una mayoría política y social para seguir avanzando”. “Nosotros gobernamos en coalición con la mayoría social”, ha insistido, lamentando que PP y Cs “antes vetaban desde el gobierno y ahora desde la oposición”. Y se ha referido además a la reciente polémica causada por las acusaciones de la exministra Isabel García Tejerina sobre el escaso nivel de conocimiento de los niños andaluces. “Pierden el poder y pierden los papeles”, ha espetado Sánchez, lamentando que “no supieron gobernar y no saben hacer oposición”. “A este paso van a tener tiempo suficiente para aprenderlo”, ironizó.

Políticas «que anteponen a las personas»

Ante un entregado auditorio de un millar de personas, una cifra inédita para un acto de trámite como es la proclamación de la candidatura a la Junta, Susana Díaz ha agradecido la confianza de sus compañeros de filas y el balón de oxígeno de Sánchez para la campaña: la aprobación de un plan especial de empleo para la comunidad, una de las reivindicaciones históricas de los socialistas del sur.  La andaluza, que aspira a revalidar su mandato al frente de la Junta, ha defendido la «capacidad de diálogo» de los socialistas andaluces con todas las fuerzas políticas y ha reivindicado las políticas de izquierda que defienden el estado del bienestar y “ponen a las personas por delante” como baza para atraer a los votantes.

Frente a las polémicas de los últimos días, Díaz ha defendido la necesidad de hace una campaña en “positivo” y con “alegría” frente a los “cenizos que pregonan el apocalipsis y que al día siguiente de las elecciones plegarán sus maletas para volverse a Madrid”, en alusión al desembarco de líderes nacionales del PP y Cs en Andalucía con la vista puesta en mejorar sus opciones en nacionales. Y ha rechazado que esos ataques beneficien sus opciones. “Que nadie crea que el insulto a Andalucía es un regalo al PSOE andaluz, porque lo que es malo para Andalucía siempre será malo para el PSOE andaluz”.