Sin poder y ahora sin marido: Carme Chacón se divorcia

Eran la pareja ideal para alcanzar en un momento el poder máximo en España, pero a veces los tiempos de la política funcionan de forma caprichosa.

Carme Chacón y su ya exmarido, Miguel Barroso, han puesto fin a su matrimonio a causa de que sus compromisos profesionales no les permitían hacer una vida en común con la frecuencia que hubiesen deseado.

Muchos pensaban que con la materia prima de Chacón y las manos expertas de Barroso, juntos lograrían moldear a la primera mujer presidenta de España. Pero la política es una carrera de fondo que no siempre premia a los más trabajadores y hoy, Chacón busca desentenderse de todo aquello.

Ocho años después, también su matrimonio se ha acabado y estos días presentan en los juzgados la documentación necesaria para disolver su matrimonio.

Lo quiere dejar claro una íntima amiga de la pareja, según publica ‘La Otra Crónica’ de El Mundo. Que nadie busque malos rollos porque no los va a encontrar.

“Mantienen una amistad muy estrecha, la mejor prueba es que el divorcio se lo está llevando a ambos una única abogada. Ha sido una ruptura amistosa, siguen compartiendo los mismos amigos y para ambos lo primero es su hijo Miquel”.

La decisión llevaba madurándose algún tiempo. No ha sido un proceso traumático, no hay terceras personas, “novios ni novias”.

En los últimos meses se iba constatando que existía una divergencia en sus desarrollos vitales, en sus agendas, en sus coordenadas físicas y temporales. Una distancia que al final se ha impuesto y han optado por romper su matrimonio justo a tiempo de salvar su amistad.

“Que se haga público es lo único a lo que no querían enfrentarse, es un engorro para todos”, reconocen en el círculo cercano del matrimonio.

Ambos lo han comunicado ya a sus amigos. Durante un tiempo, se resistían a confirmar lo que para muchos de sus allegados era obvio (varias veces lo desmintieron a este medio).

Han esperado a constatar que no había vuelta atrás para decírselo a su hijo y, entonces sí, hacerlo oficial.

“Carme está agotada tanto en el plano personal como en el profesional, no quiere entrar en la batalla política por más cantos de sirena que haya a su alrededor, quiere desvincularse por completo y un cambio total de vida”, explica un amigo de la ex ministra de Zapatero.

“Miguel, sin embargo, está viviendo una etapa apasionante en su vida. Trabaja entre Cuba y Miami y pasa mucho tiempo fuera”.

Para Carme Chacón, el tren del poder pasó. El pasado mes de abril, la catalana anunció que no encabezaría la lista socialista por Barcelona en las nuevas elecciones.

La socialista, que sigue formando parte de la ejecutiva federal del partido como secretaria de Relaciones Internacionales, arguyó en aquella despedida de hace unos meses que había razones políticas y personales en su decisión.

Ya entonces la relación con Barroso estaba viviendo sus últimas horas, y el desgaste político no hacía más que sumarse a un cierto agotamiento íntimo.

Barroso, por su parte, trabaja como Director para Nuevos Proyectos del gigante de la publicidad y las relaciones públicas WPP.

El pasado verano, la multinacional le encargó que abriera mercado en América Latina. Desde entonces, esa misión le llevó a pasar prácticamente la mitad de su tiempo fuera de España, algo que contribuyó a apagar la relación.

Loading...