Ultimátum de Rajoy a Rivera: o vota 'sí' a su investidura o terceras elecciones

Mariano Rajoy y el PP no quieren más dilaciones. Aunque insuficiente para formar Gobierno con holgura, los ‘populares’ quieren seguir aprovechando el tirón de su resultado el 26J, el cual les dejó como la única fuerza que progresó en votos y en escaños. Por eso desde Génova se tiene en mente una estrategia para cerrar cuanto antes la investidura: cercar a Ciudadanos.

Conscientes de que todo lo que no sea sacar adelante la investidura de Rajoy en la dos primeras semanas de agosto se convertirá en un marasmo político que puede acabar como el 20D, desde el PP apuntan sus ‘cañones’ hacia Ciudadanos: o votan ‘sí’ en la investidura de Rajoy o habrá terceras elecciones.

‘O lo toman o lo dejan’, es la consigna que existe dentro del PP hacia Ciudadanos, revela el diario El Mundo. Tanto desde Moncloa como desde Génova quieren pasar toda la presión a los de Albert Rivera para que transformen su prometida abstención en una segunda votación dentro de la primera investidura en un ‘sí’ que allanaría el camino de Rajoy, ya que sólo precisaría de algunos votos más que podrían venir de los nacionalistas o de un PSOE al que la suma de PP y Ciudadanos presionaría enormemente.

Sabedores también en el PP de que unos nuevos comicios podrían arrasar a Ciudadanos, habida cuenta de su caída el 26J, con este órdago los de Rivera están obligados a responder con rapidez y contundencia.

Si no, su posición podría desembocar en una encrucijada, ya que el partido no desea el bloqueo ni nuevas elecciones, pero puede verse culpabilizado de las mismas y teniendo que someterse a ellas.

Esta táctica agresiva del PP se fundamente en el deseo de Rajoy de ser presidente de facto antes de que empiece la caída de agosto para poder aprobar los Presupuestos del año próximo y poder actualizar las pensiones, dos medidas prácticamente de urgencia imposibles de sacar adelante en la actual situación política.

La otra ‘cara de la moneda’ de esta amenza del PP a Ciudadanos -en las últimas 48 horas los de Rivera han amenazado al PP con un ‘no’ si pactan la investidura con nacionalistas- es agitar el espantajo de un posible Gobierno de izquierdas de PSOE y Podemos apoyados por los nacionalistas, una idea que tanto Pedro Sánchez como ayer Pablo Iglesias parecen haber descartado.

Este prurito de rapidez en la negociación de una posible investidura es compartido también por Casa Real. En este sentido, la institución ha ‘apretado’ la agenda del Rey en la ronda de consultas para acelerar los eventuales pactos entre los partidos. Nadie o casi nadie quiere llegar a septiembre sin Gobierno.

Loading...