Zapatero espera que «la capacidad de integración» de Rajoy evite unas terceras elecciones

El expresidente del Gobierno José Luis RodrÍguez Zapatero ha declarado en Herrera en COPE que el atentado ocurrido en la ciudad francesa de Niza «es un espanto, hay que condenarlo enérgicamante, solidarizarnos con las víctimas y renovar el espíritu de solidaridad ante este fenómeno terrorista tan difícil de combatir».

Según Rodríguez Zapatero, la raiz de este horror está en «el fanatismo, al que solo se le domina a través de valores políticos, culturales e ideológicos», que a veces resultan difíciles de entender, pero que «con tesón se van consiguiendo».

Respecto a la posibilidad de formar gobierno, el ex presidente ha afirmado que «no puede haber unas terceras elecciones. A partir de ahí tengo confianza en la capacidad democrática para resolver situaciones como esta». Ha añadido que no tiene duda en la «capacidad de intregración» de Mariano Rajoy al que ha pedido «el máximo esfuerzo» igual que a todos los partidos y no duda de que «el PSOE estará a la altura de las circunstancias».

 

Reitera que todos los partidos políticos «tienen que aportar su compromiso de responsablidad» porque la solución «no solo depende del PSOE. En su opinión, Rajoy es el que tiene que «sudar la camiseta, seducir y crear el escenario adecuado». Rodríguez Zapatero considera que si hay bloqueo para formar gobierno lo que debe hacer el candidato del PP es «reunir a todas las fuerzas políticas y hablar con franqueza. Siéntense todos y busquen una solución».

El expresidente del gobierno ha explicado que la crisis económica ha dado lugar a un patido de izquierda como Podemos que desde que tiene representación parlamentaria «ha cambiado mucho su programa». Afirma que «la democracia va a cambiar más a Podemos que Podemos a la democracia». Añade que acabar con el bipartidismo «no será fácil y a medio plazo se irá recuperando porque en política cuenta mucho la fuerza de la historia»

En cuanto a su trabajo como mediador en el conflito venezolano, el expresidente ha dicho que hace su trabajo «con gran facilidad por ambas partes, con mucha confianza». Aclara que «estamos en un proceso de paz preventivo, hay un antagonismo muy fuerte» y confía en la intervención de la Santa Sede en conflicto.

Ha contado que se reunió durante tres horas con el opositor Leopoldo López al que encontró en buen estado y «con grandes ganas de estar en la política». Ha recordado que en la agenda del diálogo, uno de los puntos esenciales es la amnistia de presos políticos junto con la defensa de los derechos fundamentales, la división de poderes y frenar la grave situación económica.

Loading...