Puigdemont lanza el referéndum sobre un Estado en forma de república

Fecha y pregunta. La escena política española está pendiente hoy de estas dos palabras. De que Carles Puigdemont desvele el día de celebración del referéndum en Catalunya y el contenido de la pregunta con que los ciudadanos tendrán que pronunciarse sobre la independencia. La cita, con toda solemnidad, es a las 9.30 h de la mañana en el Palau de la Generalitat, con una reunión extraordinaria del Govern y una declaración institucional posterior del presidente de la Generalitat y el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, arropados por los diputados de Junts pel Sí y la CUP, que marcará el inicio oficial de la vía unilateral después de la negativa formal de Mariano Rajoy a pactar los términos y condiciones de la convocatoria de la consulta.

La fecha más probable que se anuncie es la del domingo 1 de octubre, aunque no está descartado por completo el día 8, una semana después. Y respecto a la pregunta todo indica que se optará por una fórmula de consenso que requiera a los ciudadanos si quieren que Catalunya se convierta en un “Estado independiente en forma de república”.

El acto abrirá la vía unilateral tras la negativa oficial de Rajoy al acuerdo

El enunciado sería una síntesis entre el deseo de ERC y la CUP de que la pregunta incorporara el término república y la preferencia del PDECat de que hablara de Estado o de país, y a él se habría llegado después de un intenso debate interno en el que incluso se habría discutido sobre si el tratamiento a dar a los votantes debía ser de usted (quiere) o de vos (queréis).

Acabe siendo con la fórmula que sea, el hecho es que el anuncio de la fecha y la pregunta supone un paso al frente que ha despertado la máxima expectación y que marcará el devenir de la política catalana y española, con el horizonte de un más que previsible choque institucional para el que ayer todas las partes empezaban a prepararse.

Carles Puigdemont, por ejemplo, aprovechó la inauguración del congreso catalán de contabilidad i dirección en el Iese para defender, ante unos 400 empresarios, la plena viabilidad de una Catalunya independiente y reafirmar su voluntad de mantener, a pesar del acto de hoy, la puerta abierta al diálogo y la negociación con el Estado sobre el referéndum “hasta el último minuto de la prórroga”. “Nos sentaremos en el momento que haga falta”, subrayó, aunque no evitó mostrarse escéptico: “Yo lo deseo, pero no lo espero”.

Un propósito de dejar las puertas abiertas al diálogo que completó la consellera de Presidència, Neus Munté, con una apelación al Gobierno español a respetar la voluntad mayoritaria existente en Catalunya en favor de la celebración de la consulta.

El Govern confía en que no haya recurso porque no se adopta un acuerdo formal

“Nos gustaría a muchos ciudadanos de Catalunya una ­respuesta que pasase por el respeto a una mayoría parlamentaria, a una mayoría social, en relación con una cuestión tan sencilla como es ­poder votar, como es poder hacer un referéndum y poder decidir ­sobre nuestro futuro político”, ­remarcó en referencia a la reacción que, a su juicio, sería deseable por parte del Gobierno español al anuncio de la fecha y la pregunta.

El Govern, en este sentido, espera que el paso que dé hoy no le acarree ninguna consecuencia desde la óptica judicial, porque, aunque se reunirá, no adoptará ningún acuerdo formal, justamente para que el Estado no tenga ninguna excusa para recurrir nada. “Es un acto que tiene que ver con el compromiso firme del Govern de la Generalitat, del conjunto del Govern, de una mayoría parlamentaria y en relación con un compromiso que hemos asumido y que hemos afirmado que sacaremos adelante y llevaremos a cabo”, enfatizó la consellera de Presidència.

El Gobierno español, por su parte, se mantenía a la expectativa precisamente de la actuación del Govern para concretar su respuesta. “Será el anuncio de un anuncio de algo que ya veremos cómo se articula”, señaló el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que se encontraba justamente en Barcelona y que se mostró partidario, por tanto, de “actuar en consecuencia” con el anuncio del presidente de la Generalitat.

Munté pide respeto para la mayoría que quiere decidir el futuro en las urnas

Fuentes del Ejecutivo del PP aseguran, en este contexto, que está preparado para actuar en el momento en que se concrete alguna medida que vaya en contra de la Constitución o de las sentencias del Tribunal Constitucional, que tiene suspendidas todas las decisiones relativas al proceso soberanista. Sin embargo, desde el mismo Gobierno central se precisa que no todo es recurrible, porque no se comete ningún delito por pensar o por hacer anuncios, sino sólo por hacer efectivos actos que sean contrarios a la legalidad.

A pesar de que el acto de hoy no derive en ningún recurso a los tribunales, el ­Gabinete de Mariano Rajoy sigue lanzando, de todos modos, advertencias. Así, y con relación al acuerdo marco de la Generalitat sobre la homologación de empresas para el suministro de urnas contra el que la Fiscalía ha interpuesto una querella, el secretario de Estado de Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, lanzó un mensaje dirigido a las empresas que han concurrido y, a pesar de reconocer que el acuerdo es legal, avisó: “Si yo fuera un empresario, tendría muy claro que cuando me presento a un concurso me presento para algo legal”.

1.700 millones del FLA a Catalunya

La comisión delegada para Asuntos Económicos, reunida ayer bajo la presidencia de Mariano Rajoy, acordó asignar a las comunidades autónomas 6.484,25 millones de euros con cargo al Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas, de los cuales 5.801 corresponden al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), y 682,53 al de Facilidad Financiera, todo ello relativo al tercer trimestre del 2017.

De ese montante, la autonomía que más dinero recibirá será Catalunya, que dispondrá de 1.707,12 millones de euros, seguida de Valencia, con 1.416 millones, y Andalucía, con 1.016. Con estas cantidades, Catalunya se sitúa a la cabeza de las comunidades en recibir dinero de FLA durante los tres primeros trimestres del año, con 5.305 millones de euros. Valencia y Andalucía, a distancia, con 3.395 millones y 3.255, que supone aproximadamente el 80% del FLA dedicado a todas las comunidades autónomas. Este tercer trimestre se han sumado al FLA, por primera vez, las comunidades de Castilla y León y el Principado de Asturias, que hasta ahora no se habían adherido a estos fondos.

Loading...