Puigdemont pide democracia y paz ante su respuesta a Rajoy

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha reivindicado el pacifismo,el civismo, la serenidad y la democracia que representó en la figura del president Lluís Companys como ejemplo de la reacción de Catalunya frente al Estado español ante un conflicto como el actual. “En un momento como este, el Govern queremos reiterar nuestro compromiso con la democracia y la paz, como inspiradores de la decisión que tenemos que tomar”, ha destacado..

En un breve parlamento después de depositar una ofrenda floral en el mausoleo de Companys, el president ha destacado el “coraje” y la “dignidad” del dirigente fusilado, y la ha contrapuesto a la actitud del partido del Gobierno central, que en los últimos días ha frivolizado con su figura. “El PP banaliza la figura de Companys y elige como socios de manifestación grupos que levantan el brazo fascista”, ha criticado Puigdemont en clara referencia a las palabras del portavoz del PP, Pablo Casado, cuando se refirió a la posibilidad de que el presidente catalán sufriera las mismas consecuencias que Companys, en referencia a su detención.

“El PP banaliza la figura de Companys y elige como socios de manifestación grupos que levantan el brazo fascista”

“El president Companys fue fusilado por ser president”, ha recordado Puigdemont, “víctima” de un combate muy desigual” entre legitimidad y dignidad democrática, e ilegitimidad y “bajeza del fascismo amparado en la fuerza del Estado”. El jefe del Govern ha reconocido la dignidad de Comparns ante la “fuerza del Estado” que actuó “en nombre del orden y legalidad establecida”. En este sentido, el jefe del Govern ha lamentado que “cuando se supone que 77 años después ha caducado” aquella legalidad franquista que permitió la ejecución de Companys, su figura “no ha recibido del trato del Estado” adecuado y de condena de aquel crimen.

Frente a esta actitud, Puigdemont ha asegurado que “como pueblo que buscará siempre la libertad de sus ciudadanos”, el Govern reivindicará “siempre un compromiso contra violencia”. Por eso ha animado a los ciudadanos a tener siempre esa actitud de civismo, serenidad, respeto, esperanza, y dignidad, también en lo que concierne a los ataques desde el resto del Estado en cuanto al modelo de inmersión lingüística o la economía. El president, ha reivindicado en este punto “la dignidad de nuestras pymes, donde pese más el valor del voto que el de la bolsa”.

El president, reivindica “la dignidad de nuestras pymes, donde pese más el valor del voto que el de la bolsa”

Una amplia delegación encabezada por Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras, ha acudido al acto de homenaje al presidente Lluís Companys. Entre los dirigentes del Govern presentes había una buena parte de los consellers, entre ellos, el de Justícia, Carles Mundó; el de Interior, Joaquim Forn, el de Territori, Josep Rull; la de Benestar Social, Dolors Bassa; el de Empresa, Santi Vila; la de Ensenyament, Clara Ponsatí; la de Governació, Meritxell Borràs, y el de Presidència, Jordi Turull.

A la misma hora en que el Govern realizaba su homenaje, una delegación de la CUP encabezada por Gabriela Serra exigía ante los medios a Puigdemont que “lo primero es la proclamación de la república catalana”, de manera que la respuesta al burofax de Rajoy debe ser pedir un pleno monográfico en el Parlament que declare la república. En este sentido, ha advertido de que si este pleno no se convoca “tendremos que ver cómo seguimos actuando, porque no depende sólo de nosotros”. En todo caso, ha dejado abierta la posibilidad de que la CUP abandone el Parlament si esta declaración no se produce: “Poder puede ser, otra cosa es que se deba y sea conveniente”, ha comentado.

La CUP cree que ya “no hay nada a votar, ni que dialogar, ni que discutir”, y que “ahora ya si, el pueblo manda y nos toca obedecer”

Serra ha exigido al president que declare la república porque “así lo quiso el pueblo el pasado 1-O”. La diputada , ha asegurado que ya “no hay nada a votar, ni que dialogar, ni que discutir”, y que “ahora ya si”, porque “el pueblo manda y nos toca obedecer”. Y ha asegurado que, si bien “no sabemos cómo acabará Puigdemont, podemos asegurar que si tiene que acabar como Companys, no estaría sólo”.

Por su parte, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha apostado por “avanzar” ante las decisiones complicadas y las incertidumbres, en alusión a la respuesta que el president de la Generalitat debe dar al requerimiento de Rajoy, y ha valorado que en estos momentos se debe seguir “avanzando por la fuerza de la gente”. Además, ha destacado que Catalunya, históricamente ha afrontado “decisiones muy complicadas, incertidumbres, pero siempre avanzando gracias a su gente”, y ha confiado en que ahora vuelva a ser así.

Loading...