Rajoy da la orden de guardar silencio sobre el PSOE hasta el Comité Federal

Mariano Rajoy está muy cómodo con Javier Fernández, al que pretende dar el máximo margen posible. Cada vez que lo necesita, despacha con él telefónicamente sin muros de ningún tipo. Y de ahí que haya dado la orden, tanto en Génova como en la Moncloa, de que se le deje hacer hasta el comité federal, que previsiblemente se celebrará el día 23. “Vamos a esperar y respetar el calendario del PSOE”, expuso Soraya Sáenz de Santamaría al término del Consejo de Ministros.

El propio Rajoy quiso ser muy cauteloso en los tradicionales corrillos de la Fiesta Nacional. “No le den más vueltas: la fecha importante es el 23”, dijo, no sin repetir que hasta entonces lo mejor que puede hacer es estar “callado”. En esa línea, ha pedido a sus ministros y miembros de la cúpula del partido que sigan su consigna y eviten embrollos como el de hace solo unos días, cuando destacados cargos populares sugirieron que una abstención técnica del PSOE no era suficiente. Tuvo que poner orden: “No habrá condiciones”.

Así las cosas, la fecha clave para el presidente en funciones es la del Comité Federal. Y solo a partir de entonces “se tomarán las decisiones oportunas”, en palabras de la vicepresidenta, que volvió a no descartar un despacho entre Rajoy y Fernández. Un encuentro, ya avisó, que se produciría en los términos deseados por el interlocutor socialista. “Si hay una nueva ronda de contactos, les informaremos”, añadió, sin aportar novedades sobre el calendario.

El techo de gasto, en noviembre

Por supuesto, en Moncloa han estudiado todos los escenarios, y de ahí que Rajoy haya cancelado su asistencia a la cumbre iberoamericana, que se celebra los días 28 y 29 de octubre en Cartagena de Indias (Colombia). Con el candidato del PP investido la última semana de este mes, el Ejecutivo espera aprobar el techo de gasto para 2017 y los objetivos de déficit de todas las administraciones públicas en noviembre.

De hecho, el Consejo de Ministros aprobó este viernes el proyecto presupuestario 2016-2017 -que supone una prórroga de las cuentas de este año- que se va a remitir a Bruselas. En el informe, se recogen las medidas adoptadas por el Ejecutivo para asegurar el cumplimiento del déficit este año y el que viene, y de las que Santamaría evitó dar muchos detalles.

Preguntas sobre Correa

A la vicepresidenta le preguntaron si la declaración de Francisco Correa en la Audiencia Nacional puede hacer tambalear la investidura de Rajoy, y ella contestó que la gobernabilidad “está por encima” y que lo que toca ahora es “dar estabilidad”. Fue su respuesta más clara ante las preguntas de los periodistas, muchas de las cuales quedaron sin responder. “Por un lado, estamos hablando de un proceso judicial abierto sobre unos hechos que ocurrieron hace bastantes años, en los 90, y sobre los que habrá que ver qué deciden los tribunales” y “por otro, de la previsión de un Gobierno a partir de 2016, 2017 en adelante”, se reafirmó.

Los informadores insistieron, pero poco más pudieron sacar de Santamaría, que se escudó en que no debe valorar los procedimientos judiciales en curso desde la sala de prensa del Ejecutivo. En un momento dado, llegó a recordar que no solo el PP está en los tribunales, en clara referencia a la implicación del PSOE en la trama de los ERE fraudulentos de Andalucía.

Tal y como publicó este diario, la percepción en el entorno de Rajoy es que el caso Gürtel no tendrá para él coste político. De hecho, se puso en valor que Correa reconoció que dejó de trabajar con Génova en 2004, justo cuando el hoy presidente en funciones se hizo con la batuta del partido. Si bien, lo cierto es que Rajoy fue el responsable de las campañas electorales de 1996 y 2000 amén de vicesecretario general cuando la sede nacional era “la casa” del cabecilla de la trama.

Loading...