Ramón Espinar: ‘No está cerrada la posibilidad de que Cifuentes sea imputada’

“Si el PSOE quiere coger la bandera de la moción de censura estamos encargados de pasarle el testigo”. Ramón Espinar Merino (Madrid, 1986) hace extensible a la Asamblea de Madrid la oferta de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez de retirar la moción contra Mariano Rajoy para pasar a apoyar una propia del PSOE, aunque los socialistas de la cámara autonómica llevan desde que el partido morado presentó esta iniciativa, hace un mes, afirmando que “no es el momento”, según sus palabras.

El secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid asegura a Público que el “emplazamiento de la militancia” socialista, el voto por el “cambio” en las primarias de este domingo, obliga a Podemos a “reevaluar la relación” con el PSOE, aunque reconoce que observa a Pedro Sánchez con “escepticismo”. No quiere pronunciarse sobre si la victoria de Sánchez es o no vista como positiva desde el partido morado -“Mucho respeto por sus procesos internos”-, y asegura que también habrían tendido la mano a Susana Díaz, de haber resultado elegida.

“Cifuentes no tiene legitimidad para firmar un contrato más en nombre de los madrileños”

El objetivo es “expulsar al PP de las instituciones”, y en la Comunidad de Madrid esto supone hablar de Cristina Cifuentes, “perejil de todas las salsas de corrupción del PP”. Espinar recuerda que Cifuentes ha pasado los últimos 27 años de su vida en política, de la mano del Partido Popular, y que ha ostentado distintos cargos en consejos de administración y otros organismos que hoy son objeto de investigaciones policiales o judiciales por corrupción: el Canal Isabel II -“No hizo nada contra el desfalco de Ignacio González”-, Fundescam, la fundación con la que el PP supuestamente excedía ilegalmente los límites de gasto en campañas electorales -“No hizo nada contra Púnica y Gürtel”-; por no hablar de sus responsabilidades en la Asamblea de Madrid cuando se adjudicaron contratos supuestamente irregulares al empresario Arturo Fernández. “Cifuentes no tiene legitimidad para firmar un contrato más en nombre de los madrileños”, abunda.

A los errores ‘in vigilando’ se sumaría la petición de imputación a la presidenta de la Comunidad de Madrid, sustentada en sendos informes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Hasta la fecha, la estrategia de defensa de Cifuentes ha consistido en calificar de “juicios de valor” las palabras de la UCO, mientras recordaba que el juez de la Audiencia Nacional que instruye la causa, Eloy Velasco, -que previsiblemente cambiará de destino en unos días- ha descartado su imputación. “Eso de que el juez ha dicho que no hay que imputar a Cristina Cifuentes lo vamos a ver. Creo que ese tipo de aseveraciones, cuando no está cerrada la posibilidad de que sea imputada, tienen las piernas cortas”, afirma Espinar.

“Estamos impugnando a dirigentes del PP del presente que no pueden huir de su pasado”

No obstante, en el texto de su moción de censura, registrado este lunes, no hacen mención directa a los informes de la UCO sobre Cifuentes, porque quieren “hablar de política”, y a su entender los dos años de gestión de la presidenta madrileña ya han servido para demostrar que sigue a pies juntillas los pasos de sus predecesores, Esperanza Aguirre e Ignacio González. Y la idea de la moción surgió semanas antes de que se conociera el informe de la UCO. “Estamos impugnando a dirigentes del PP del presente que no pueden huir de su pasado”.”Hay intereses personales, hay beneficio privado y corrupción detrás de cada decisión estratégica del PP en la Comunidad de Madrid”.

También critica duramente a Ciudadanos, el partido que hoy protagoniza toda una operación de “transformismo político”: se presentó abanderando la regeneración institucional para pasar a ser “felpudo del partido más corrupto de Europa”, sentencia.

Con estos mimbres, su grupo se prepara para defender la moción en un plazo máximo de 20 días a contar desde este lunes. La candidata a suceder a Cifuentes es Lorena Ruiz-Huerta, portavoz de Podemos en el Senado, y Espinar afirma que conciben esta acción como “una puesta de largo”, y no “como el final de un camino”. Tras concentrar a miles de personas este sábado a favor de la moción, en la Puerta del Sol de Madrid, el secretario de Podemos en la CAM presume de apoyo popular, e insiste en que esta “no es una iniciativa de Podemos contra el PP, sino de la CAM contra el PP”.

Loading...