Sánchez reprocha a Llarena falta de objetividad: “No se puede ser juez y víctima”

10
Publicado 16/04/2018 13:49:45CET

Le acusa de hacer causa general contra el independentismo y de utilizar el plural “sufrimos” en sus autos

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) –

El expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y último candidato a presidir a la Generalitat, Jordi Sànchez, ha empleado este lunes su comparecencia ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que le había citado para comunicarle su procesamiento por rebelión, para reprochar al instructor su falta de objetividad en la redacción de su último auto, en el que éste utilizaría el término “sufrimos” al hablar de las consecuencias del ‘procés’: “No se puede ser juez y víctima”.

A lo largo de este trámite procesal, que se ha extendido durante más de una hora, Sánchez ha contestado únicamente a su abogado defensor para extenderse en sus reproches y según las mismas fuentes habría manifestado las dudas sobre la falta de imparcialidad mirando fijamente a los ojos del magistrado, para acusarle directamente de no actuar con independencia. Al finalizar su intervención, Llarena le ha contestado que con respecto a estos temores su defensa puede recurrir ante la Sala de Apelaciones del alto tribunal, como ya ha hecho.

Sánchez también ha manifestado que considera que la causa abierta en el Supremo no es una causa individual contra determinadas personas sino una causa general contra una colectividad, la independentista. También ha destacado que durante los últimos meses para la actuación de ANC “siempre ha habido contactos con el Gobierno” de la Generalitat y que “especialmente” los mantiene el consejero del Interior, el también procesado por rebelión Joaquim Forn.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)