Santamaría: «Un gobierno como el de Cataluña duraría dos telediarios en cualquier democracia»

La vicepresidenta carga contra la «dinámica» de Puigdemont que ha forzado la dimisión del director de los Mossos

La dimisión de Albert Batlle como director de los Mossos d’Esquadra ya ha dejado sus primeras reacciones. El jefe de la Policía catalana ha presentado este lunes su renuncia ante el nuevo conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, tan solo dos meses y medio antes del anunciado referéndum ilegal del 1 de octubre.

Soraya Sáenz de Santamaría ha valorado ante los medios de comunicación la situación a la que el Gobierno de la Generalitat ha llevado al director de los Mossos. «Es gravísima la dinámica de la Generalitat en Cataluña. Que cualquier persona que quiere hacer bien su trabajo, respeta la ley y cumple con su obligación tenga que verse obligada a dimitir por motivos políticos pone de manifiesto la dinámica que están consiguiendo Puigdemont y Junqueras», destacó.

En consecuencia, la vicepresidenta del Gobierno ha mandado un aviso a Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. «En esta dinámica, ¿a dónde quieren llevar al pueblo de Cataluña? La sociedad catalana es moderada, realista, que ve cómo el resto de España dialoga y se entiende. Tienen un gobierno en que todo el que piensa diferente, lo cesan simplemente por querer cumplir la ley, o tiene que dimitir. En cualquier democracia, un gobierno como ese habría durado dos telediarios, y ahora están durando un poco más porque no saben cómo asumir que el referéndum es un fracaso».

Sáenz de Santamaría ha calificado la sociedad catalana como «moderada», al tiempo que recordaba, en la línea transmitida por el Gobierno de Mariano Rajoy, que el referéndum «no se va a celebrar» y que la consulta será «un fracaso».

Como recomendación, la vicepresidenta ha afirmado que «cualquier gobierno sensato se pararía, analizaría la deriva a la que están llevando a gente moderada que solo quiere hacer su trabajo bien». Por ello, la número dos del Gobierno ha avisado de que «si optan por despeñarse, en estos meses tendrán una respuesta por parte del Gobierno y las instituciones, y de mucha gente sensata en Cataluña preguntándoles a dónde van».

La dimisión del director de los Mossos en la mañana de hoy se encuadra dentro de la deriva secesionista en la que ha entrada la Generalitat, tras la purga llevada a cabo por Puigdemont sobre algunos consejeros del territorio por desmarcarse de apoyar la viabilidad y éxito de la consulta ilegal.

Los consejeros que salieron del Govern por mostrar dudas acerca del referéndum fueron la consejera de Presidencia, Neus Munté; la de Educación, Meritxell Ruix; el de Interior, Jordi Jané; y el secretario Joan Vidal. A ellos se une ahora el director de los Mossos, Albert Batlle, quien siempre se ha manifestado a favor de la legalidad constitucional en Cataluña.

Loading...