SCC: “El 21D ni lo hemos visto ni lo volveremos a ver”

Las elecciones catalanas del 21 de diciembre tienen todos los “ingredientes” para ser “inéditas y atípicas”. Así lo ha explicado el sociólogo y especialista en análisis electorales Narciso Michavila en la encuesta que su consultora, GAD3, ha elaborado para la entidad Societat Civil Catalana.

El elevado “grado de seguimiento” del llamado procés independentista; la convocatoria en un día laborable; la “tensión política” del momento actual y unos resultados abiertos donde no está claro el ganador son los ingredientes para alcanzar una participación de más del 80%. En España solo hay un precedente: las elecciones generales de 1982 obtuvieron más del 80% del voto. Y según la entidad unionista, esta nueva convocatoria autonómica representaría un nuevo récord histórico

El cinturón rojo despierta

En los últimos comicios autonómicos, del 27 de septiembre de 2015, también se logró una participación histórica, del 77,5%.

De acuerdo con el estudio de SCC, en las elecciones tildadas de plebiscitarias por las fuerzas nacionalistas se evidenció una diferencia entre la zona rural y urbana de cinco puntos que ahora podría romperse: “La mayoría de abstencionistas de hace dos años son bolsa de electores castellanohablantes. Los registros que tenemos ahora es que en ciudades como Cornellà, L’Hospitalet o Badalona la participación estará en la media del resto del territorio”.

“Son inéditas, atípicas. Es como un test de estrés de la sociedad catalana. Ni lo hemos visto ni lo vamos a volver a ver”, ha insistido Michavila a este respecto.

El ‘procés’ deriva de la ilusión a la preocupación

La llamada revolució dels somriures ha cambiado de estado de ánimo. El informe refleja que la “preocupación“ es el sentimiento mayoritario —el 83,9%— que provoca el procés entre los catalanes. Otras emociones que genera el plan secesionista promovido por la Generalitat son “perplejidad” (58,8%); “ilusión” (40,2%); e “indiferencia” (5,0%). Los sentimientos indicados no son excluyentes, pero demuestran como una mayoría muy clara de catalanes coincide en que el procés provoca preocupación por encima de todo.

Una vez analizados los sentimientos, queda por ver las preferencias reales de los catalanes: el 21D, con sus votos.

Loading...