‘Soy la madre superiora’, el código religioso de los Pujol para evitar a Hacienda

Los Pujol-Ferrusola utilizaban un lenguaje en clave con expresiones religiosas para mover el dinero en sus cuentas de Andorra y esquivar el control de Hacienda, según obra en el sumario del caso Pujol.

La mujer del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, Marta Ferrusola, utilizaba en clave el título de “madre superiora” para ordenar a la banca Reig ─ahora Andbank─ traspasos de sus cuentas en Andorra, como aparece en una nota manuscrita del 14 de diciembre de 1995.

“Reverendo Mosén. Soy la madre superiora de la congregación. Desearía que traspasaras dos misales de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia. Él ya le dirá dónde se deben colocar. Muy agradecida”, relata la carta, firmada simplemente por Marta.

Esta misiva es uno de los documentos que ha aportado el Ministerio Público al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, encargado de investigar el patrimonio familiar de los Pujol, después de que el banquero Higini Cierco Noguer compareciese ante la Fiscalía con el objeto de entregar documentación bancaria de la entidad Andbank. La carta aparece justo debajo de un extracto de solicitud de operaciones en cuenta de la entonces Banca Reig. En ese extracto bancario figura la anotación de dos millones, que serían de pesetas.

De este lenguaje en clave, se deduce que Marta Ferrusola, además de describirse como la “madre superiora”, se refería a algún responsable del banco como “mosén” (título que se daba a los clérigos en el Reino de Aragón), y el “capellán” o sacerdote sería su primogénito Jordi Pujol Ferrusola, teniendo en cuenta que la propia familia le ha señalado como el encargado de gestionar el legado que, según ellos, procedía del abuelo Florenci.

Los dos misales serían a su vez esos dos millones a los que hace referencia el extracto bancario. En 2010, Marta Ferrusola tenía en Andbank una cuenta con 900.000 de euros, según un documento del propio banco que consta en el sumario. La UDEF asegura en un reciente informe que la mujer del expresidente catalán consiguió en sus cuentas en Andorra un beneficio económico no justificado de 683.139 euros.

Loading...