Una turba de separatistas catalanes revienta un acto de homenaje a la Constitución en Rubí

Las hordas del separatismo reventaron el único acto de homenaje a nuestra Constitución en toda Cataluña este 6 de diciembre de 2016.

Fue en Rubí, una localidad barcelonesa de apenas 900 habitantes, donde los radicales quemaron un ejemplar de la Carta Magna mientras se producía su lectura en señal de respeto.

Rubí es la única localidad de Cataluña que este 6 de diciembre de 2016 tenía previsto un acto institucional para celebrar el 38º aniversario de la Constitución.

Los grupos municipales de Partit dels Socialistes (PSC), Partido Popular y Ciudadanos aprobaron en el último pleno de noviembre organizar la lectura de varios artículos de la Carta Magna, un acto que ha contado con la participación de la entidad contraria a la independencia Sociedad Civil Catalana y que ha culminado con un discurso de la alcaldesa, la socialista, Ana María Martínez.

El acto se ha podido celebrar, pero miembros de la CUP y de ERC, junto con colectivos independentistas han tratado de boicotear la conmemoración con sirenas y gritos constantes durante los parlamentos y han quemado un ejemplar de la Constitución.

Con sus gritos y abucheos y portando banderas y pancartas independentistas, los energúmenos trataron de amedrentar sin conseguirlo a los que allí se encontraban para honrar unos valores democráticos que nos pertenecen a todos.

A los integrantes del frente soberanista no les bastó el boicot a la japonesa contra la festividad nacional, por el cual unos 350 concejales acudieron a su lugar de trabajo.

La presidenta del Parlament eligió también la jornada festiva para ahondar en el desafío y presidió la inauguración de una plaza de la localidad gerundense de Celrà que ha cambiado de nombre. De plaza de la Constitución a la de Maria Mercè Marçal, poetisa catalana. No vaya a ser.

Loading...