Inicio España Villarejo y tres de sus jefes en la Policía declaran esta semana...

Villarejo y tres de sus jefes en la Policía declaran esta semana en la Audiencia Nacional

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) –

El comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo, su hijo y tres ex altos cargos policiales bajo cuyo mando sirvió durante años han sido convocados esta semana a declarar ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional en el marco de distintas líneas de investigación de la macrocausa Tándem.

En el caso de los jefes de la Policía, se trata de Agustin Linares, citado como testigo el lunes a las 16:00 horas; Pedro Díaz Pintado Moraleda, que ha sido convocado para testificar asimismo el 23 de enero a las 10:00 horas y Eugenio Pino, a quien el juez llama como imputado dado que ya está siendo investigado en otra parte de la causa y cuyo abogado ha solicitado suspender la citación prevista para el día 22 a las 12:30 horas.

Linares, Díaz Pintado y Pino suscribieron sendas cartas entregadas a la Audiencia Nacional tras la detención de Villarejo en las que atestiguaban haber sido conocedores de su doble condición de funcionario policial y empresario particular y afirmaban que el comisario contaba con autorización para ello.

Las cartas fueron presentadas por la defensa del comisario para rebatir el cargo de cohecho que se le imputaba a su detención, el mismo delito por el que se investiga a varios de sus clientes en la causa abierta en la Audiencia Nacional. Estos ‘clientes’ han venido reclamando utilizar como prueba esas misivas para negar cualquier irregularidad incluso en el caso de que hubieran sabido que él, además de investigador privado, era funcionario público.

NO CONSTA QUE TUVIERA PERMISO

Sin embargo, ya antes de la detención de Villarejo se incorporó un informe a la causa según el cual el comisario nunca había solicitado la preceptiva autorización administrativa para simultanear la empresa privada con el cargo público y por tanto, formalmente no contaba con ella. El cohecho es uno de los varios delitos que se le imputan, junto a organización criminal en calidad de jefe, blanqueo, extorsión o contra la Hacienda pública.

Con este contexto, Fiscalía Anticorrupción solicitó citar a los tres mandos policiales para que expliquen en qué consistía esa supuesta autorización que brindaron a Villarejo y el juez lo acordó para todas las piezas separadas que no están bajo secreto y en las que el comisario está investigado por este delito: La que versa sobre espionaje entre miembros de una familia (Land), la relativa al espionaje a un despacho de abogados (Iron); la que investiga la extorsión a un empresario de Marbella (Pieza 8) y Pit (pieza 4), sobre sus ‘gestiones’ para evitar la extradición de un naviero a Guatemala.

No obstante, el propio Villarejo –cuya defensa podrá asistir a la declaración de los mandos policiales– está llamado a declarar por los avances en otra de las líneas de investigación: La pieza 6, denominada ‘Pintor’ que investiga la extorsión a un abogado –el ex juez Francisco Javier de Urquía– que le habrían encargado el empresario Juan Muñoz y su hermano a fin de que su defendido suscribiese un acuerdo ventajoso para ellos en un litigio.

Un reciente informe policial ha revelado que el vídeo sexual del exjuez que habrían de utilizar para consumar la extorsión fue grabado a instancias de Villarejo una década antes, en 2006, y las cámaras las colocó su propio hijo, José Manuel Villarejo Gil. Lo hicieron en el contexto de la encerrona que el comisario había tramado con Monzer Al Kassar, condenado a 30 años por tráfico de armas, y que en aquella época quería apartar a Urquía de una causa que seguía como instructor en Marbella. Padre e hijo están citados el día 22 a las 13 y las 12:50 horas, respectivamente.