Xavier Domènech se postula como el “productor de la reconciliación”

Ni DUI ni artículo 155. O lo que es lo mismo: ni confusión ni negación. Es el argumento del candidato de CatECP (Catalunya En Comú Podem), Xavier Domènech, en el que se ha afincado para postularse durante la campaña electoral como el dirigente del único partido que podrá producir “la reconciliación de un pueblo que tiene ansias de cambio plurales”.

En un intento por hacerse con un lugar situado en el centro de “los dos bloques que están en batalla”, Domènech ha sacado pecho ante los datos de las encuestas –confiesa no creerse los resultados: “A nosotros nos daban dos o tres escaños y al final sacamos 12”– y asegura que aspira a tener entre 15 y 20 escaños.

Contra ERC y PSC

“Hay dos alternativas: una es seguir en la confusión en que hemos estado hasta ahora, porque no sabemos qué proponen después del 21D. La otra se llama Gobierno de progreso por Cataluña”, ha dicho el dirigente de los comunes, convencido de que puede ser él quien lidere una comunidad autónoma transversal.

Domènech ha apelado directamente a ERC y PSC para referirse al estado de confusión y estancamiento en el que vive Cataluña y ha pedido un compromiso firme porque “este país demanda honestidad” para alcanzar una alternativa que no pase por la negación.

Sin demasiados datos ni pistas para averiguar cómo, propone CatECP como solución para “salir de esta situación con dignidad, avanzar, construir una nueva realidad y nos permita una nueva relación de tú a tú con el Gobierno”. Pero sin DUI ni artículo 155, un sintagma que se ha convertido ya en el claim de la campaña de los comunes.

Por las cargas policiales

A preguntas de los asistentes al desayuno en el Hotel Palace de Barcelona, uno de los más lujosos de la Ciudad Condal, Domènech ha descrito la medida de Mariano Rajoy como “algo decidido previamente en aquella relación epistolar entre Rajoy y Puigdemont” tras la supuesta Declaración Unilateral de Independencia (DUI) que el expresidente del Govern dijo haber suspendido ocho segundos después de declararla.

“Fue una situación surrealista donde dos gobernantes de un mismo Estado no fueron capaces de levantar el teléfono para hablar”. La solución a una DUI sin pasar por la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española pasa, según él, por haberse abierto una mesa de diálogo mucho tiempo antes de llegar a la situación actual en Cataluña.

El desencadenante para activar la medida del Gobierno central fue la actitud policial que se produjo el pasado 1 de octubre, en la celebración del referéndum, según Domènech. Sostiene que se ha aplicado de forma inconstitucional y que “se nos aplicó a todos. También a los payeses de Vilafranca”.

Loading...