Abogado dice que se violaron derechos constitucionales de niña indocumentada

A la niña indocumentada con parálisis cerebral que fue detenida el miércoles por la Patrulla Fronteriza (CBP) tras ser operada, le fueron violados sus derechos constitucionales, aseguró el viernes uno de los abogados que la representa.

“Al enviar a esta niña a uno de los albergues para niños recién llegados, la Patrulla Fronteriza está desconociendo que ha vivido aquí por más de diez años y que como residente del país la ampara la constitución”, dijo a Efe Alex Galvez, abogado de inmigración que asesora a la familia.

Rosa María Hernández fue detenida por agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP, en inglés) al ser dada de alta de un hospital infantil de Corpus Christi (Texas), donde fue sometida a una cirugía de emergencia en su vesícula biliar este martes, y fue trasladada al centro de detención de San Antonio.

Los agentes migratorios habían hecho turnos delante de la habitación del hospital de la pequeña durante más de 24 horas, primero en grupos de cuatro y luego en parejas.

“Al mandar a la pequeña a este albergue también están violando los derechos de la mamá que puede probar que ha cuidado de su hija por todos estos años, y además que la niña tiene una discapacidad”, insistió Galvez.

Los padres de la menor emigraron de Nuevo Laredo (México) hace 10 años, cuando ella apenas tenía cuatro meses de edad.

La actuación de los agentes federales generaron una ola de indignación entre organizaciones civiles y legisladores demócratas, quienes calificaron el hecho como “inhumano” y demandaron la liberación inmediata de la menor.

La senadora por California Diane Feinstein señaló que en “todos los años de servicio público no ha visto una colección de hechos tan moralmente reprochables”.

Galvez, que ya logró liberar a un menor indocumentado que sobrevivió al encierro en un camión en Texas en julio pasado, y asumió la defensa en este caso junto a la abogada Leticia González, cree que la administración Trump está tomando este caso para mandar un mensaje.

“La madre me llamó hoy para decirme que al parecer agentes de Inmigración la estaban buscando. Eso es solo una estrategia para crear miedo y lo preocupante es que lo están logrando”, dijo.

El abogado, que tiene su oficina principal en Los Ángeles, aseguró que la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) está planeando una acción para liberar a la pequeña cuanto antes.

“Esta niña va a regresar con sus padres, y este caso nos va a servir para dar fuerza a una respuesta nacional a estos abusos”, sentenció Galvez.

Loading...