Advierten del peligro de la información falsa que dio Trump sobre DACA

15

El anuncio del presidente Donald Trump de dar por concluido el programa DACA provocó este lunes la reacción de organizaciones a favor de los derechos de la comunidad inmigrante latina, que lamentaron este nuevo giro en su contra y la publicación de información falsa respecto a ello.

“DACA está muerto porque a los demócratas no les importa o no quisieron actuar (…) Ya no funciona. Debemos construir el Muro y asegurar nuestras fronteras con legislación adecuada. ¡Los demócratas quieren que no haya Fronteras, y de ahí las drogas y el crimen!”, exclamó Trump en su cuenta de Twitter.

Además, exigió a México frenar las supuestas “caravanas” de inmigrantes que se dirigen al país para aprovecharse de estos programas, hecho que según la jefa de operaciones de Voto Latino, Jessica Reeves, “es imposible” puesto que solo las personas residentes desde antes de 2007 pueden acogerse a ese programa.

“Es muy peligroso dar tanta información falsa porque divide a la gente, cuando en realidad más del 78 por ciento del país, incluyendo un 70 por ciento entre los votantes de Trump, está a favor del DACA y de permitir que estas personas sigan siendo miembros productivos de Estados Unidos”, explicó Reeves.

El programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) fue proclamado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama (2009-2017), pero Trump ordenó que expirara en marzo de este año, cuando amparaba a 690,000 personas, una decisión que ha sido bloqueada temporalmente por los tribunales.

En relación a las intenciones de Trump, Reeves consideró que “desde el principio ha usado tácticas para dividir y asustar” a la población, a pesar de que la supresión del programa supone la pérdida de $400 millones en 10 años, según sus estimaciones.

La jefa de operaciones de esta organización pro inmigrantes optó por definir estas declaraciones como “una excusa” para desviar la atención sobre las dificultades del magnate para avanzar con su agenda y sus medidas electorales, sobre todo en lo que respecta a la construcción del famoso muro fronterizo.

En este sentido, el representante legislativo senior de la organización Earthjustice, Luis Torres, dijo en una entrevista que se trata de una estrategia “para conseguir más dinero del Congreso, más agentes fronterizos y más jueces para deportar inmigrantes”.

Ante este juego político entre republicanos y demócratas, Torres consideró injusto que se esté “negociando con la vida de las familias en un tema que no tiene nada que ver con ellos”, ya que por un lado está el programa DACA y otra cuestión es la frontera.

“Trump está usando a los medios para denigrar las intenciones y las condiciones de nuestra comunidad inmigrante latina; muchos de ellos están huyendo de la violencia de sus países y algunas organizaciones les ayudan a cruzar la frontera para pedir asilo, lo cual es totalmente legal”, lamentó.

El Congreso, tal y como se aprobó en los presupuestos fiscales para este año, destinará $1,600 millones a la construcción de muros fronterizos y la renovación de los ya existentes.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) confirmó el pasado viernes que durante 2018 se llevarán a cabo obras en 100 millas (160 kilómetros) de la frontera con México para reforzar la valla con “nuevas características” de seguridad.

El comisionado interino de la CBP, Ronald Vitiello, señaló que la zona sur de Texas, conocida como el Valle de Río Grande, es “el área prioritaria” para este año, por lo que se realizarán labores para llenar los vacíos en alrededor de 33 millas (53 kilómetros).

Por su parte, las organizaciones defensores de los inmigrantes latinos dijeron que permanecerán “atentas a lo que ocurra en la Casa Blanca” para reforzar su campaña informativa y de apoyo a la comunidad en una cuestión que afecta directamente a la situación de millones de personas en los Estados Unidos.