Agenda del primer día de Trump incluye visita a la CIA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pasó su primera noche en la Casa Blanca y comenzó su primer día en el cargo.

Trump visitará en la tarde del sábado, la Agencia Central de Inteligencia CIA.

Allí se reunirá con miembros de la comunidad de inteligencia de la nación, un encuentro que podría estar lleno de tensión.

Trump ha criticado duramente a los altos funcionarios de inteligencia de la nación por sus afirmaciones sobre el hackeo ruso y las fugas de información sobre sus reuniones, semanas antes de la investidura presidencial.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que la visita involucraría a varios departamentos de inteligencia del país y que Trump tenía la intención de ofrecer su agradecimiento por su servicio al país.

En la mañana de hoy

Lo primero en su agenda fue un servicio religioso en la Catedral Nacional de Washington.

Por años, la catedral ha realizado esta ceremonia para los nuevos presidentes. Esta reunión tradicional fue la última pieza del ritual de transición para el nuevo presidente.

Trump terminó la ceremonia de su toma de posesión en el tradicional baile de gala, junto a la primera dama Melania Trump.

Trump terminó la ceremonia de su toma de posesión en el tradicional baile de gala, junto a la primera dama Melania Trump.

La noche anterior, el presidente Trump terminó la ceremonia de su toma de posesión en el tradicional baile de gala, junto a la primera dama Melania Trump, el vicepresidente Mike Pence y sus familiares.

Allí Trump manifestó: “Déjenme preguntarles: ¿Debo mantener el Twitter en marcha?”, esto lo hizo antes de bailar con su esposa, Melania, a Frank Sinatra “My Way”.

El mandatario estadounidense dejo claro que tiene la intención de moverse rápidamente para hacer una ruptura clara con la administración Obama.

Dio sus primeros pasos en esa dirección, firmando una orden ejecutiva destinada a socavar la ley de salud de la firma del ex presidente Barack Obama. La orden señala que Trump planea buscar la “pronta revocación” de la ley.

Trump también despejó el camino para que los miembros de su equipo de seguridad nacional tomaran su lugar.

Firmó una ley que le otorga a James Mattis, el secretario de Defensa, una excepción única de la ley federal que prohibía a los antiguos miembros del servicio de los Estados Unidos que llevaban menos de siete años de retirado, ocupar el puesto de máximo del Pentágono.

La restricción está destinada a preservar el control civil de los militares. Mattis, de 66 años, se retiró del Cuerpo de Marines en 2013.

Loading...