Al medio día Trump será investido presidente

El empresario neoyorquino Donald Trump se convertirá en el nuevo presidente de Estados Unidos cuando pase un minuto del mediodía en Washington y sucederá así al demócrata Barack Obama, que ha pasado los últimos ocho años en la Casa Blanca.

El todavía presidente electo amaneció hoy en la Blair House, una mansión ubicada muy cerca de la Casa Blanca y destinada a hospedar a jefes de Estado en sus visitas oficiales a Washington.

La tradición marca que los presidentes electos pasan los últimos días de la transición en esa casa de huéspedes, pero Trump tan solo habrá dormido una noche en la Blair House, ya que ha preferido seguir en Nueva York hasta el último momento.

Trump y su familia asistirán a primera hora de la mañana a un servicio religioso y luego acudirán a tomar un té a la Casa Blanca, invitados por Obama y por su esposa, Michelle.

El presidente electo Donald Trump y su esposa, Melania Trump, saludan el monumento del Lincoln Memorial, al llegar la noche anterior a su posesión como presidente de EE.UU., al

El presidente electo Donald Trump y su esposa, Melania Trump, saludan el monumento del Lincoln Memorial, al llegar la noche anterior a su posesión como presidente de EE.UU., al “Make America Great Again Welcome Concert”.

A las 11.30 hora local empezará la ceremonia oficial de investidura en las escaleras del Congreso de Estados Unidos y, pasado un minuto exacto del mediodía, Trump ya será el presidente número 45 de Estados Unidos.

Trump jurará el cargo sobre una biblia de su propiedad y sobre otra que usó Abraham Lincoln en su primera toma de posesión, empleada también por Obama en sus dos investiduras.

Unos 28.000 miembros de diferentes cuerpos de seguridad formarán desde primera hora el masivo dispositivo que hará de Washington un fortín con barricadas a lo largo de un extenso perímetro para evitar ataques de “lobos solitarios” con camiones como los de Niza (Francia) y Berlín.

Al final del concierto “Make America Great Again Welcome Concert”, realizado en el Lincoln Memorial, el republicano escribió en su cuenta de Twitter: “Gracias por una maravillosa velada en Washington, D.C.”

Se espera que unas 900.000 personas acudan a la capital estadounidense para presenciar la asunción de Trump.

Entre ellas, decenas de miles de manifestantes que auguran una de las investiduras presidenciales más conflictivas que se recuerden.

El movimiento Dirupt20J, por ejemplo, espera congregar 100.000 opositores para bloquear el acceso a los invitados a los bailes presidenciales y a los puntos de acceso al desfile inaugural de Trump y la flamante primera dama, Melania.

Loading...