Inicio EEUU Arquidiócesis de Nuevo México se declara en bancarrota por casos de abuso...

Arquidiócesis de Nuevo México se declara en bancarrota por casos de abuso sexual

La Arquidiócesis Católica Romana de Santa Fe, en el suroccidental estado de Nuevo México, se declarará en quiebra a raíz de numerosas reclamaciones por abuso sexual.

El arzobispo de Santa Fe, John Wester, aludió el jueves a la situación en una declaración: “Quiero dejar claro que nuestra principal preocupación son las víctimas de abuso sexual y nuestro deseo de hacer todo lo posible para brindarles una justa compensación”, indicó.

“La reorganización nos ayuda a brindar de manera equitativa, especialmente para aquellos que podrían presentarse en el futuro, así como para aquellos que ya han dado el paso valiente de hacer una reclamación”, añadió.

Los abogados de la iglesia han recibido instrucciones para solicitar la reorganización del Capítulo 11 antes del que finalice la primera semana de diciembre.

Wester dijo que declararse en bancarrota “proporcionará total transparencia financiera con respecto a las operaciones y propiedades de la arquidiócesis”.

El anuncio de Wester se produjo un día después de que la oficina del fiscal general del estado de Nuevo México le entregara a la arquidiócesis un par de órdenes de registro en busca de documentos relacionados con dos ex sacerdotes de Nuevo México que han sido acusados de abuso sexual de niños.

El arzobispo de Santa Fe, John Wester, dijo que está preocupado por las víctimas de abuso sexual.

Nuevo México se encuentra en el centro de la controversia porque parroquias de todo Estados Unidos enviaron a sus sacerdotes pedófilos a una instalación en el estado para recibir tratamiento. Esos sacerdotes fueron enviados más tarde a trabajar en parroquias en Nuevo México.

La arquidiócesis de Nuevo México enfrentó numerosas demandas y ya pagó millones de dólares en compensación, según Wester. La arquidiócesis es una de las cerca de 20 diócesis y órdenes religiosas en Estados Unidos que se han declarado en bancarrota en relación con el escándalo de abuso.

La Iglesia Católica Romana ha sido sacudida en todo el mundo por numerosas revelaciones de abuso sexual de víctimas por parte de los sacerdotes de la iglesia, otros clérigos, miembros del personal y voluntarios.