Ataques a diplomáticos de EEUU son ‘ciencia ficción’, dice Cuba

Como “ciencia ficción” calificaron funcionarios cubanos a los misteriosos ataques a diplomáticos estadounidenses en La Habana que han provocado una crisis entre Cuba y Estados Unidos.

En entrevistas con la cadena de televisión NBC y la agencia de noticias Reuters, cuatro funcionarios a cargo de la investigación por la parte cubana negaron enfáticamente que su gobierno estuviera involucrado en los ataques y desecharon la idea como una “calumnia”.

“Es algo imposible. Estamos hablando de ciencia ficción”, dijo a Reuters el teniente coronel José Alazo, jefe de la unidad de investigaciones criminales del Ministerio del Interior (MININT).

“Cuba nunca ha producido ese tipo de armas”, agregó a NBC. “No hemos podido encontrar nada para probar que esta situación existe o existió alguna vez”.

Según los funcionarios, Cuba habría destinado 2,000 personas para la investigación, entre oficiales de agencias de seguridad y científicos. Ellos habrían examinado dos habitaciones en hoteles donde funcionarios estadounidenses reportaron incidentes (en el Hotel Capri y el Hotel Nacional), los alrededores de las casas de los diplomáticos afectados y habrían entrevistado a 300 personas.

También analizaron muestras de aire y suelo, descartaron enfermedades transmitidas por insectos, envenenamientos por toxinas o síntomas producidos por ondas electromagnéticas. Médicos cubanos evaluaron a otras personas para ver si había afectados fuera de la comunidad diplomática y no encontraron nada.

“No hubo ni un solo enfermo”, dijo el doctor Manuel Villar.

El FBI viajó a la isla a investigar, pero según los funcionarios, EEUU no dio acceso a los investigadores cubanos a los registros médicos de los diplomáticos afectados ni a sus residencias en La Habana.

El Departamento de Estado no ha culpado directamente a Cuba de los ataques pero tampoco ha descartado a ningún actor. EEUU sí ha responsabilizado al gobierno cubano de no proteger adecuadamente a su personal diplomático en la isla.

El equipo estadounidense tampoco ha dado con los culpables del ataque ni con el arma empleada. Hasta ahora, el Departamento de Estado ha reconocido 24 víctimas de estos supuestos ataques, con síntomas que van desde dolores de cabeza, desorientación y pérdida auditiva, hasta más serios como daño cerebral. Varios dijeron haber escuchado extraños sonidos y otros dijeron no haber escuchado ninguno.

Los expertos cubanos, sin embargo, han descartado la hipótesis de un ataque acústico provocado por algún tipo de dispositivo.

Las autoridades estadounidenses compartieron 14 grabaciones de sonidos escuchados por su personal pero según dijeron a Reuters, tampoco encontraron nada dañino. Incluso si los sonidos empleados para molestar a los diplomáticos no fueran audibles, Villar especuló que la fuente de un ataque semejante tendría que verse desde el espacio, “sería enorme”.

Pero varios de los que hablaron a la prensa extranjera, tienen altos cargos en el Ministerio del Interior, el mismo organismo que vigila a los diplomáticos extranjeros en la isla. De hecho, uno de los funcionarios que habló a la prensa extranjera, es el coronel Ramiro Ramírez, responsable de la seguridad de los diplomáticos en Cuba.

“Nuestra principal preocupación en este momento son las acusaciones que nos está haciendo el gobierno de los Estados Unidos y en eso estamos centrados, porque es una calumnia”, dijo a Reuters.

Un antiguo oficial de inteligencia de ese organismo y que desertó a los Estados Unidos en 1989, no cree esta versión.

“Estoy convencido de que fueron los cubanos”, dijo Enrique García, quien trabajó 11 años para la inteligencia cubana y luego estuvo vinculado a la comunidad de inteligencia en Estados Unidos. “Fueron los cubanos con tecnología cubana. Partiendo de que [los ataques] se repitieron en agosto, la intención debe haber sido hacer daño físico, molestar, aunque pueden haberse equivocado en la intensidad de los efectos”.

Los primeros ataques se reportaron en noviembre y el último en agosto. También hay diplomáticos canadienses afectados, pero el gobierno cubano no ha comentado sobre ese tema. Según García, la inclusión de diplomáticos canadienses podría tener la intención de despistar.

NBC reportó que el FBI viajó a la isla de nuevo esta semana para continuar las investigaciones. Cuba ha reiterado su intención de cooperar.

El hecho de que oficiales del MININT concedieran entrevistas en cámara a la prensa extranjera, es muestra de la ansiedad de las autoridades cubanas por responder a las críticas lanzadas por el gobierno de Estados Unidos y de su presidente Donald Trump. La semana pasada, Trump dijo que “Cuba es responsable”, de los supuestos ataques.

Pero los hechos quizá nunca sean aclarados, dijo García, quien insiste en que si el gobierno cubano está detrás de los ataques o sabe quién es responsable, será muy difícil probarlo.

“Ellos [los cubanos] saben que va a ser casi imposible probarlo porque el aparato lo tienen ellos”.

Loading...