Inicio EEUU Batalla por el Senado en Florida sigue demasiado apretada

Batalla por el Senado en Florida sigue demasiado apretada

Una amarga y costosa batalla en Florida entre el gobernador republicano Rick Scott y el senador demócrata Bill Nelson por el escaño de este último seguía demasiado apretada el miércoles, pese a la declaración de victoria de Scott.

Nelson no ha concedido la derrota. Su campaña dijo que se prepara para un recuento y tendrá observadores en cada uno de los 67 condados del estado para monitorear el proceso.

La ventaja de Scott se redujo ligeramente el miércoles por la mañana a 34.537 votos _de más de 8,1 millones depositados_ un margen de menos de 0,5%. Bajo la ley de Florida, un recuento es obligatorio si el margen del ganador es de 0,5 puntos porcentuales o menor.

Chris Hartline, portavoz de la campaña de Scott, criticó a Nelson por buscar un recuento.

“La contienda se acabó”, dijo Hartline. “Es una forma triste para Nelson de acabar su carrera. Está tratando de aferrarse desesperadamente a algo que ya no existe”.

Pero el recuento es automático a menos que Nelson decida no pedirlo. Los condados tienen hasta el sábado para entregar su primer grupo de resultados no oficiales. Si el margen sigue por debajo de 0,5%, entonces el secretario de Estado Ken Detzner tiene que ordenar el recuento.

Florida fue escenario de una monumental batalla por un recuento en el 2000 en la contienda presidencial. George W. Bush ganó la presidencia por 537 votos de Florida sobre Al Gore luego que la Corte Suprema decidió el fin del recuento.

Lo que está en juego esta vez no es tan grande, pero la victoria de Scott pondría fin a la carrera política de Nelson, de 76 años, que busca su cuarto término en el Senado.

Scott se declaró ganador durante una fiesta electoral en Naples el martes por la noche, cuando resultados casi totales mostraban una mínima ventaja, diciendo que la campaña había sido “divisiva y dura”, pero prometió cambiar la dirección en Washington.

Al avanzar la noche Nelson no habló ante sus partidarios en Orlando. En lugar de ello uno de sus asistentes dijo poco después de la media noche que aunque muchos medios de prensa estaban declarando ganador a Scott, Nelson no hablaría hasta más tarde el miércoles.

“Obviamente éste no es el resultado por el que el senador Nelson y su campaña trabajaron tan arduamente”, dijo Pete Mitchell, uno de sus colaboradores.

Los dos candidatos son figuras importantes en sus partidos: Nelson ha resistido años de dominio republicano para seguir siendo el único demócrata elegido en todo el estado, mientras que Scott es un gobernador de dos términos y estrecho aliado de Trump.