Beneficiados y perjudicados por las políticas de Trump

Con las impredecibles decisiones del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, es difícil adivinar cuáles van a ser las consecuencias, pero las grandes empresas exportadores parecen ser las principales perjudicadas.

Hasta el momento el mercado solo ha visto los puntos positivos de las elecciones de Donald Trump, el presidente electo ya ha empezado a poner en marcha alguna de sus amenazas como es la construcción del muro de la frontera con México, la imposición de un arancel para las exportaciones a México y la prohibición de la entrada a Estados Unidos de algunas personas de origen de países árabes.

Estas decisiones podrían hacer temblar el mercado tal como lo conocemos. Las previsiones es que empeore y sacuda el comercio internacional con consecuencias tanto intencionadas como ni intencionadas con las medidas que aplique Trump.

Nos podemos preguntar: ¿Por qué se considera a Donald Trump como impredecible? ¿Qué sectores van a ser beneficiados en Europa? ¿Qué sectores van a salir perjudicados por las decisiones de Trump?

Lo predecible es que Trump es impredecible

Un incremento en el proteccionismo de Estados Unidos perjudicará el comercio a nivel mundial teniendo efectos para Europa. Estos efectos serán producidos por la naturaleza de la economía abierta con dependencia de las exportaciones.

Los predecible de las decisiones de Trump es su impredecibilidad. Si se desata en Estados Unidos una guerra comercial es difícil saber en qué forma se va hacer y cuáles van a ser las medidas que la van a desencadenar.

Ya se ven que sectores van a ser los beneficiados y perjudicados de una guerra comercial. Los principales beneficiados pueden ser aquellas empresas que se pueden beneficiar de una competencia débil dentro de su mercado doméstico.

Las empresas europeas pueden tener alguna ventaja en conseguir cuota de mercado con respecto a sus competidores de Estados Unidos. Tenemos que considerar que más del 50% de la facturación de la empresa de Europa se realiza fuera de sus fronteras nacionales.

Los sectores que se pueden beneficiar en Europa

Una de las ventajas de algunas empresas europeas son que tienen una elevada exposición a Estados Unidos. Se han implando allí con fábricas que dan empleo a casi 4 millones de estadounidenses. Esto les puede dar una oportunidad para que Trump las escuche.

Los sectores más perjudicados por las medidas de Trump sobre el comercio y que tendrían un efecto mucho más negativo que positivo serían los bienes de capital, los bienes de lujo, automóviles, petroleras y bebidas como se puede observar en la imagen “Análisis de los sectores de Europa beneficiados y perjudicados por las políticas de Trump”:

Europa efectos trump

Entre los sectores beneficiados nos podemos encontrar empresas, aquellas con exposición a Estados Unidos y con producción dentro de sus fronteras, de sectores como las farmacéuticas, los productores de comida, el comercio minorista y empresas de metales y minería.

Respecto a las empresas de metales y minería se puede destacar que Estados Unidos importa entre el 20 y 30% de su acero, por lo que una barrera a las importaciones podría llevar a una subida del precio del material reduciendo los márgenes del sector.

Los principales perjudicados por las decisiones de Trump

Los principales perjudicados de esta tensión sobre el comercio mundial son los países con economías emergentes. Estas economías han sido las marcadas por el presidente Trump y son los grandes exportadores a nivel mundial.

Los principales sectores a nivel global que serán beneficiados y perjudicados por las políticas de Trump pueden ser:

A Nivel Global efectos trump

Lo pero puede ser que estos mercados de economías emergentes sigan la misma senda que Estados Unidos y suban sus aranceles, lo que también tendría un impacto negativo en las empresas exportadoras de Estados Unidos.

Muchas de las multinacionales de Estados Unidos tienen parte de su producción en países con economías emergentes como China, México u otros países con costes laborales bajos, por lo que también saldrían perjudicadas.

Esto puede provocar una menor actividad comercial a nivel mundial implicando una disminución de la demanda para las empresas logísticas, de transporte y otras empresas relacionadas con los servicios de comercio.

En el caso de Europa las empresas del automóvil van a ser las grandes perjudicadas. Casi 5 millones de coches son producidos por empresas de Europa en México y casi 2 millones de coches en Canadás. Muchos de estos coches son exportados a Estados Unidos. Por tanto, las grandes firmas en Europa de coches como BMW, Volkswagen y Renault pueden ser las más perjudicadas.

Otro sector que se verá afectado es el energético. Uno de las principales miedos es el aumento del precio del crudo. Esto puede producirse por la industria del fracking de Estados Unidos combinado con un recorte en los impuestos a las empresas supondría un estímulo para la inversión en este sector.

Esto podría llevar a un aumento más rápido de la producción del crudo en Estados Unidos. El efecto será negativo para el sector petrolero de Europa.

Los sectores de bienes de lujo como las marcas deportivas de ropa se podrían ver afectadas negativamente. Esto se puede producir por el gran volumen de producción que tienen las empresas Europeas en Asia.

En El Blog Salmón | ¿Qué mecanismos tiene Trump para conseguir que México pague por el muro?

Imagen | Flick

Loading...