California firma ley que lo convierte en ‘estado santuario’

El gobernador de California, Jerry Brown, firmó este jueves una ley que convierte a este lugar como “estado de santuario” lo que extiende la protección para inmigrantes que viven ilegalmente en los Estados Unidos.

Esta medida que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2018, conocida como el ‘Acta de Valores’, se convierte en un paso más para combatir al presidente Donald Trump, en el estado más poblado de Estados Unidos.

La firma de Brown sobre este proyecto, significará que a la policía se le prohibirá preguntar a la gente acerca de su estado migratorio o participar en actividades federales de inmigración. Los funcionarios de la cárcel sólo podrán trasladar a los reclusos a las autoridades federales de inmigración si han sido condenados por ciertos crímenes.

En California 2,3 millones de inmigrantes viven sin autorización legal.

“Estos son tiempos inciertos para los californianos indocumentados y sus familias, y esta ley establece un equilibrio que protegerá la seguridad pública, mientras que trae un poco de consuelo a las familias que ahora viven inmersos en el miedo todos los días”, dijo Brown en un comunicado.

Por su parte el gobierno de Trump dijo que el proyecto hará que California sea más peligrosa.

“El estado ha codificado un compromiso para devolver a los extranjeros criminales a nuestras calles, lo que socava la seguridad pública, la seguridad nacional y la aplicación de la ley ”, dijo entre tanto Devin O’Malley, portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La medida en California, se produjo en respuesta al miedo generalizado en las comunidades inmigrantes tras la elección de Trump.

La medida “pondrá una gran distorsión en la máquina de deportación perversa e inhumana de Trump”, dijo el presidente del Senado demócrata, Pro Tem, Kevin de León, en una conferencia de prensa en Los Ángeles en la firma de la iniciativa.

Los funcionarios de la policía y del sheriff, incluidos los oficiales de la cárcel, podrán trabajar con las autoridades federales de inmigración si una persona ha sido condenada por uno de los 800 delitos, en su mayoría delitos graves. Pero se les prohibirá trasladar a los inmigrantes a las autoridades federales si su hoja de acusación incluye solamente ofensas menores.

Los líderes políticos demócratas de California han combatido con entusiasmo a Trump ya su administración con pleitos, legislación y una ardiente retórica pública, particularmente sobre la inmigración y el medio ambiente.

Los defensores de los derechos de los inmigrantes dicen que la medida será importante para codificar las restricciones con la fuerza de la ley.

La medida fue denominada como el proyecto de ley de “estado de santuario” porque trató de expandir las llamadas políticas de santuarios de la ciudad que han estado establecidas en algunas de las ciudades más grandes de California, incluyendo Los Ángeles y San Francisco.

Loading...