Candidato a la Corte Suprema de EE.UU. supera obstáculo crucial en el Senado

5

El nominado del presidente Donald Trump para la Corte Suprema de Estados Unidos, Brett Kavanaugh, superó un gran obstáculo el viernes, cuando el Senado votó para avanzar con el proceso de confirmación.

El Senado votó 51-49 para limitar el debate, derrotando efectivamente los esfuerzos demócratas para frenar la nominación con retrasos interminables. Con los republicanos aferrados a una mayoría de dos votos, un republicano votó para detener la nominación y un demócrata para avanzar.

De los cuatro legisladores que no habían revelado sus decisiones hasta el viernes, los senadores republicanos Susan Collins de Maine y Jeff Flake de Arizona votaron por sí, al igual que el demócrata Joe Manchin de West Virginia. La republicana Lisa Murkowski de Alaska votó a favor de no enviar la nominación al Senado en pleno.

Los legisladores podrían votar de manera diferente en la votación final de confirmación, y Collins dijo a los reporteros que no descartaría hacerlo. Eso no dejó claro si el recuento del viernes indicaba que el juez federal de apelaciones de 53 años de edad sería aprobado para la más alta corte de la nación.

El presidente Donald Trump reaccionó en Twitter a la votación en el Senado diciendo: “Muy orgulloso de la votación en el Senado. Sí para avanzar la nominación del juez Brett Kavanaugh!

El juez, de 53 años, presentó lo que de facto fueron sus últimos argumentos reconociendo que se mostró “muy emotivo” al negar enérgicamente las acusaciones en su contra durante una vista de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado la semana pasada. “Dije algunas cosas que no debería haber dicho”, escribió en un artículo publicado el jueves en la noche. Pero manifestó que sigue siendo la misma persona “trabajadora y equilibrada” que ha sido siempre.

“En adelante, pueden contar conmigo”, escribió en The Wall Street Journal.

Brett Kavanaugh nominado para la Corte Suprema de EE.UU. asistió a la audiencia por su confirmación el 27 de septiembre de 2018 ante la Comisión Judicial del Senado.

El artículo, además del respaldo de última hora del presidente Donald Trump en un acto electoral en Minnesota, parecían buscar convencer a los tres senadores republicanos indecisos, claves para que la formación pueda hacer valer su mayoría en la cámara: Susan Collins de Maine, Jeff Flake de Arizona y Lisa Murkowski de Alaska. En el bando demócrata, el legislador de Virginia Occidental Joe Manchin no confirmó todavía el sentido de su voto.

Antes del voto del viernes, los republicanos se mostraron confiados en que la investigación del FBI sobre las acusaciones no arrojó nuevos detalles, explicaron. Sin embargo, persistía un cierto nivel de duda ya que Collins y Flake pasaron horas el jueves revisando los documentos confidenciales del FBI en una sala segura en un sótano, mucho después de que otros saliesen del lugar aparentemente satisfechos con los hallazgos.

Incluso sin tener seguros los votos, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, siguió adelante con su intento de hacer avanzar la nominación del candidato de Trump en lo que sería una victoria para su partido a pocas semanas de las elecciones de mitad de legislatura. McConnell tiene poco margen de error ante la escasa mayoría de su partido (51-49) en la cámara, aunque llame al vicepresidente Mike Pence para romper un empate.

Se espera que la votación final tenga lugar el sábado.

La tensión era alta en el Capitolio, donde los contrarios a Kavanaugh, incluyendo sobrevivientes de abusos sexuales, confrontaron a senadores en los pasillos y celebraron vigilias frente la Corte Suprema. Los partidarios del magistrado también se congregaron para mostrar su apoyo.

La del viernes es una votación de procedimiento que sirve para cerrar el debate, y algunos senadores podrían votar para que el proceso siga adelante pero seguir sin comprometer su voto para la confirmación definitiva del fin de semana.