Casa Blanca: Trump firmará resolución contra grupos racistas

La Casa Blanca señaló que el presidente Donald Trump planea firmar una resolución conjunta aprobada el martes por el Congreso condenando a los supremacistas blancos, neonazis y miembros de Ku Klux Klan tras la violencia provocada por una manifestación nacionalista blanca el mes pasado en Charlottesville, Virginia.

“[El presidente] espera con interés [firmarlo] tan pronto como lo reciba”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Sanders agregó que Trump sigue ratificando su respuesta a Charlottesville – en la que dijo que “ambos lados” comparten la culpa – incluso después de un mes de críticas dentro de su propio partido y miembros de su gabinete.

“El presidente fue claro en su declaración inicial de que condenaba el odio, la intolerancia, el racismo de todas las formas”, dijo Sanders. “Él sigue manteniendo ese mensaje. Ha sido muy consistente en ese tema “.

La Cámara de Representantes aprobó por unanimidad la resolución bipartidista de los legisladores de Virginia de condenar los hechos en Charlottesville y presionó a Trump para que comprometiera los recursos de su administración para combatir los crímenes de odio.

Junto con el reconocimiento de la muerte de Heather Heyer, la medida insta a Trump a “utilizar todos los recursos disponibles para hacer frente a las amenazas planteadas por esos grupos”, y describe la violencia en Charlottesville en agosto como un “ataque terrorista doméstico”.

También pide al Fiscal General Jeff Sessions que trabaje con el Departamento de Seguridad Nacional para investigar “a fondo” las acciones tomadas por grupos de supremacía blanca para determinar si se infringieron las leyes penales en Charlottesville.

La resolución fue presentada por los senadores demócratas de Virginia, Mark Warner y Tim Kaine, y respaldada por un grupo bipartidista de senadores. Los representantes Tom Garrett, Republicano por Virginia, y Gerry Connolly, Demócrata por Virginia, introdujeron la medida en la Cámara.

Trump tiene diez días para firmar o vetar la medida antes de que se convierta en ley.

Senador insta al Presidente a tener más cuidado en asuntos raciales

También el miércoles, el único senador republicano afroestadounidense instó al presidente Donald Trump a evitar una retórica racista inflamatoria, como su declaración de Charlottesville que culpa a “muchas partes” por la violencia en una reciente protesta nacionalista.

El senador Tim Scott de Carolina del Sur dijo que se reunió durante aproximadamente media hora con Trump y el vicepresidente Mike Pence en la Casa Blanca, en un encuentro donde el Presidente intentó explicar su comentario, y la razón por la que dijo que había “gente muy buena” entre los nacionalistas y neonazis que protestaban por la posible eliminación de una estatua confederada en Charlottesville, el mes pasado.

“Tuvimos tres o cuatro siglos de violación, asesinato y muerte a manos de los (Ku Klux Klan) y los que creen en una raza superior”, dijo Scott a periodistas más tarde en el Capitolio. “Quería asegurarme de que estábamos claros sobre la delimitación entre quien está en qué lado de la historia de la nación”.

Scott criticó sin rodeos a Trump por asignar la culpa de una manera que puso a los manifestantes de la supremacía blanca en pie de igualdad con contra-manifestantes que se presentaron durante las protestas del 12 de agosto, provocadas por la decisión de los funcionarios de Charlottesville de retirar una estatua del general confederado Robert E. Lee.

Esa observación, dijo Scott, comprometió la autoridad moral de Trump como presidente.

El miércoles, Trump le dijo a Scott que sólo quiso decir “que había un antagonista en el otro lado” – a lo que Scott respondió: “La imagen real no tiene nada que ver con quién está en el otro lado”.

Scott continuó: “Compartí mis pensamientos de los últimos tres siglos de desafíos de los supremacistas blancos, nacionalistas blancos, KKK, neonazis… así que no hay manera de encontrar un equilibrio cuando se tienen tres siglos de historia”.

El Presidente dijo que comprendió el punto de vista, dijo Scott. Pero cuando se le preguntó si el Presidente puede recuperar su autoridad moral, Scott respondió: “Eso llevará tiempo”.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo que Trump y Scott tuvieron una discusión “profunda” sobre los comentarios de Charlottesville, “pero que el foco estuvo principalmente en las soluciones para avanzar”.

“Eso fue lo que ambas personas querían discutir cuando vinieron a la reunión”, dijo Sanders durante un encuentro con periodistas en la Casa Blanca. “Qué podemos hacer para unir a la gente, (y) no hablar de divisiones dentro del país”.

Loading...