Casa soñada se convierte en pesadilla tras inundaciones en Houston

Hace quince años, Alma Casas realizó un sueño cuando compró su casa en Houston. Viuda, había venido de la ciudad de Tamaulipas, en el noreste de México, para trabajar y buscar una vida mejor para ella y sus tres hijos.

Desde que Huracán Harvey, categoría 4, irrumpió en el sudeste de Texas el pasado viernes trayendo lluvias torrenciales, su casa de ensueño se ha convertido en una pesadilla.

“Bueno, ahora todo está bajo el agua…La casa está cubierta de agua”, dijo Casas, mientras dos de sus hijos la miraban desde otra esquina de la habitación del Holiday Garden Inn donde están actualmente.

La habitación del hotel se ha convertido en un hogar temporal para la familia, incluyendo una nuera de Casas y la nieta de seis años.

Casas dijo que lo primero en lo que pensaba era la seguridad de su familia. Pero, “pienso en lo mucho que mi casa me costó, y luego empezar de nuevo”. Su voz se apagó con un profundo suspiro. “Todo, todo se quedó allí”, dijo.

Había pensado en refugiarse en el Centro de Convenciones George R. Brown de Houston, pero las autoridades confirmaron que había alcanzado su capacidad para 5.000 personas para el lunes. Los evacuados habían entrado en el enorme pasillo a pie y en autobús, llevando a niños y preciadas posesiones, incluyendo acogiendo cunas y mantas.

Algunos habían sido recuperados por la Guardia Nacional y los equipos locales de bomberos y rescate.

Se esperaba que decenas de miles de personas necesitaran refugio, dijo Brock Long, funcionario de la Administración Federal de Administración de Emergencias, FEMA por sus siglas en inglés.

“Esta misión de refugio va a ser un trabajo muy duro”, dijo Long. “Estamos anticipando más de 30.000 personas que serán ubicadas en los refugios temporalmente para estabilizar la situación y proporcionar la atención necesaria”.

En el sitio web de emergencia de la ciudad de Houston, el Capítulo de la Costa del Golfo de Texas de la Cruz Roja Estadounidense ha apelado “para que voluntarios ayuden en sus operaciones de refugio en Houston”.

Funcionarios de la ciudad de Houston también trataron de contener la especulación de que las autoridades de inmigración aprehenderían a los inmigrantes indocumentados que buscan refugio.

Un tuit el martes temprano en la cuenta oficial de Twitter de la ciudad decía: “No vamos a preguntar el estatus migratorio o documentos de nadie en el refugio. ¡Este rumor es FALSO! “

El Instituto de Información de Seguros estima que de los 2,3 millones de residentes de Houston, sólo el 15 por ciento – o 345.000 – tienen seguro contra inundaciones. El New York Times estimó el lunes que Harvey podría traer pérdidas de hasta 30.000 millones de dólares.

Esta es la experiencia de las víctimas buscando ayuda en uno de los refugios en Housto, Texas.

Loading...