Inicio EEUU China considera “extremadamente positivo” diálogo entre Xi y Trump

China considera “extremadamente positivo” diálogo entre Xi y Trump

Una conversación telefónica sobre comercio y otros temas entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario de China Xi Jinping fue “extremadamente positiva”, según informó el viernes un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores del país asiático.

El portavoz Lu Kang dijo que ambos líderes acordaron “fortalecer los intercambios económicos”, pero no indicó si se realizaron avances para zanjar una creciente disputa arancelaria derivada de la política tecnológica del gigante asiático.

“Estoy de acuerdo, esta conversación telefónica fue una conversación telefónica extremadamente positiva”, manifestó Lu en una conferencia de prensa ordinaria.

Trump también aludió a la charla en su cuenta en Twitter y dijo que se trató de una “muy buena” conversación.

“Acabo de tener una larga y muy buena conversación con el presidente Xi Jinping de China. Hablamos de muchos temas, con un fuerte énfasis en el comercio. Esas discusiones avanzan muy bien con las reuniones programadas en el G-20 en Argentina”, escribió Trup en Titter el jueves.

Reuters informó que los mercados bursátiles subían el viernes por la esperanza de que Estados Unidos y China estén empezando a reparar sus relaciones comerciales.

Disputa comercial EE.UU.-China

Estados Unidos y China se han enfrentado en los últimos meses en una disputa comercial que ha remecido los mercados.

Trump elevó los aranceles hasta un 25% a importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares en una disputa por los planes de Beijing para desarrollar industrias tecnológicas auspiciadas por el estado.

Vea también: China impone más aranceles a productos estadounidenses

Vea también: Fitch reduce pronóstico de crecimiento global por guerra comercial​

Washington, Europa y otros socios comerciales sostienen que las tácticas de China violan sus obligaciones de apertura de mercado y algunos funcionarios estadounidenses están preocupados porque pueda erosionar el liderazgo industrial de su país.

Con información de Reuters y Associated Press