Coca-Cola cambia de consejero delegado para impulsar su transformación

Muhtar Kent dejará el cargo de consejero delegado de Coca-Cola en menos de cinco meses, antes de cumplir su noveno año dirigiendo la compañía de refrescos. Le sustituirá el actual director de operaciones, James Quincey. Aunque el anuncio es inesperado, tampoco sorprende a la vista de la presión que desde hace tiempo ejercen los inversores por la dificultad que está teniendo la sociedad con sede en Atlanta para mejorar su rendimiento.

El relevo, que será efectivo el próximo 1 de mayo, se ha anunciado en pleno proceso de transformación del negocio para adaptarse a las nuevas tendencias de consumo en Estados Unidos, Europa y los mercados emergentes. Una de las prioridades en este contexto es ampliar la cartera de productos para depender menos de las bebidas gaseosas y apostar por el agua, los zumos y el té.

El valor de Coca-Cola ha crecido un 60% en Wall Street desde que Muhtar Kent se puso al frente de la compañía en julio de 2008. Pero el rendimiento bursátil está siendo irregular, con una caída superior al 5% durante el último año que se eleva al 12,5% cuando se toma como referencia el máximo anual, que está en los 47,1 dólares la acción. Esta desconfianza se explica desmenuzando los resultados trimestrales.

El negocio de la compañía no termina de dar con la fórmula para crecer. Los ingresos en los nueve primeros meses del ejercicio fiscal cayeron un 5%, hasta los 32.450 millones de dólares. De ese total, 10.630 millones corresponden al tercer trimestre, un 7% menos que el mismo periodo del año anterior. El beneficio cayó casi un 30% en el trimestre, hasta los 1.050 millones.

Warren Buffett, el principal accionista de la multinacional, valoró el trabajo hecho por Muhtar Kent durante estos años para ajustar el modelo de negocio a las nuevas tendencias en la alimentación. El patrón de Berkshire Hathaway también conoce bien a James Quincey. El nuevo consejero delegado, de 51 años de edad, se puso el frente de las operaciones globales de Coca-Cola en agosto de 2015.

Antes de asumir el segundo cargo más importante de la sociedad, estuvo al frente del negocio de la compañía en Europa, uno de los mercados estratégicos y más rentable para el grupo. También fue presidente durante tres años de la división en México, durante la que preparó a adquisición de Jugos de Valle, una de las 20 marcas que generan más de 1.000 millones en ingresos.

Loading...